Archivo

Archive for 11 marzo 2011

Tal día como hoy…

marzo 11, 2011 1 comentario

…hace cinco años, me humillaste como hombre y como persona. Mataste una vida que era nuestra y la lanzaste al acantilado.

Y no te importó…

Pero hoy estoy y soy muy diferente a aquél 11 de marzo de 2006, así que lo único que puedo hacer es darte las gracias por haberte ido de mi vida.

Suena: Que te follen – La cabra mecánica

Anuncios
Categorías:General

Lo siento si no soy así

marzo 8, 2011 1 comentario

…desde el día que me fumé mi primer cigarro en calle Tallers después de tres años sin nicotina han pasado muchas cosas. Muchas de ellas me han llevado a sentirme como persona permanentemente desubicada en esta ciudad y otras, simplemente, me han hecho ver quien realmente soy.

Y no, mi cuarta cuerda ya no suena tan fuerte, y quizás ya poca gente me escuche, pero lo necesito menos que antes. Mi nueva etapa me lleva a ver cosas que antes no veía por el ruido del tumulto. Pero así soy más feliz, me cansé de estar permanentemente respondiendo.

El respeto y la tolerancia es más importante que aquello que te conviene en un trimestre u otro, ya no pienso creer más que soy menos.

Total, para qué, lo siento si no soy así.

Categorías:General

Te quiero

marzo 2, 2011 Deja un comentario

la última vez que oí esa palabra fue en la cafetería que hace esquina en la Travessera de Gràcia. El paso del tiempo me hacer recorrer una y otra vez esa calle sin volver a escucharlo. Se consume al día siguiente el cigarro en un bar de St. Feliu, fuera de ese escenario de nostalgia. Me vine a vivir aquí buscando un aire fresco que aparece con el mismo frío que te azota al pasar por Laureà Miró a las 3 AM. Justo lo que quería: yo y mi independencia. Pero el gintonic se consume mucho más deprisa de lo que yo quisiera, ahora no estás, sigues sin aparecer, y mis días pasan intentando quedarme en un norte que hace tiempo que perdí y luego volví a recuperar.

Suena en mi mente el Vallentine de los Get Up Kids, la canción que me enseñó a sentir y a desear aquella noche de mayo en que fuimos al suelo, con vicio en los labios y un sudor de manos. Te quiero dijiste, y mientras he tratado de decírmelo a mí mismo no he permitido que nadie me lo diga. Porque mis momentos son tan míos que nadie los entiende, fui Madrid una vez más, y París, y escenarios donde me siento libre y en harmonía. Esta ciudad donde vivo ahora es uno de ellos.

Sé que mis impulsos me llevaran donde quiero y a tí te harán mucho bien, estés donde estés.

Te quiero desconocida.

Categorías:General