Archivo

Archive for 31 enero 2011

No todo eran flores

enero 31, 2011 Deja un comentario

el tiempo es lo que pasa mientras te encaprichas de gente necia o no quieres a nadie. Olvidé las lágrimas de la emoción, me instalé en la ansiedad de la duda. Y mientras compruebo día tras día como no soy capaz de volver a escribir una carta, sigo viviendo a corto plazo que parece que es lo único práctico que me sirve.

Los pianos se han enmudecido y ya no existe la voz en off, quizás porque lo único que de rienda suelta a lo más profundo lo hago en el ahora. El mundo está lleno de tonterías, y las cervezas se vacían rápidamente dando paso a una nueva petición. Quizás ese maravilloso sentimiento llamado amor era lo único que valía en los felices años veinte.

Pero ahora la ausencia de inquietudes, la falta de nervio y la inseguridad extrema me aburren y apagan cualquier brote sensitivo.

Y eso no está reñido con el romanticismo, simplemente me impide poder explotarlo.

He olvidado como se escribe una carta.

Anuncios
Categorías:General

Siempre te querré

enero 28, 2011 Deja un comentario

Madrid no se entiende sin tí. Ni quise ni pude entenderla sin tí. Hubo una vez una de esas noches que pueden pasar para cualquiera como una rutina más, pero que a mí me abrió las puertas hacia tí. Jamás quise ni intenté obviar lo que fue el principio de algo que yo necesitaba desde hacía mucho tiempo.

Contigo vi que puedo ser yo mismo, contigo vi que necesito poco más que tu cariño, que siempre he considerado eterno, para sentirme algo importante que pasa por todo esto llamado vida.

Te quiero, y muchas veces no te lo he dicho por miedo a ser repetitivo, porque las veces que lo hice fue porque realmente no podía contenerme. Un 27 de enero de 2007 puedo afirmar que conocí a alguien muy importante en mi vida. Como te dije hace poco, lo peor ahora de estar aquí es que tú no estás. Me encantaría este año repetir la calçotada, y repetir tantas cosas que no me caben en el blog.

No puedes ni imaginarte lo que te echo de menos. Hicimos bien los deberes, porque en vez de dolerme me alegra.

Quiero echarte de menos siempre, y reencontrarte cuantas veces pueda.

Te quiero, te quise, te querré.

Categorías:General

No marches

enero 26, 2011 2 comentarios

No quiero imaginarme como será el día que marches. Me siento entendido, arropado, apoyado, como hace mucho tiempo no me sentía en el día a día. Me he equivocado quizás en muchas cosas pero en esta no. Creo que actué bien y lo valoraste, una vez más.

No quiero imaginarme cuando no estés, y sé que ese día llegará, como todas las cosas buenas que se acaban. Me ha costado años que alguien compartiera mi forma de ver la vida, y me ha costado mucho tiempo el saberla expresar a quien quiera escucharme.

El alrededor está putrefacto y lleno de jueces, que no saben como nos podemos sentir hoy, tú siempre lo sabes, por algo será.

Se le llama afinidad.

No marches.

Categorías:General

Penúltima

enero 24, 2011 Deja un comentario

Quizás la oscuridad nos trajo una forma de entendernos especial. Como si el mirarme y el mirarte fuera inevitable y creciera a medida que pasaban las horas. Me hubiera gustado expresarme mejor, pero es evidente que lo que más me gustó es que pudimos hacerlo. Nadie entenderá con palabras como es posible estar tan cerca cuando se viene de tan lejos, y nadie podrá descifrar lo que nosotros mismos no somos capaces de explicar.

Las noches que no quieres que acaben nunca se cuentan con los dedos de una mano, esta fue una de ellas, interminable sólo en el reloj y en las horas que todo lo cuadriculan. Me sentí como si el acercarte mis manos o el besarte pudiera romper la barrera de lo incorrecto y abriera lo maravilloso de lo real. Y allí, reales, yacimos hasta que todo ha vuelto a poner la distancia por medio.

No imaginé esto, no puedo determinar como fue, lo que sí puedo decir es que fue. Y aunque sea imposible que se repita, me encantó.

Hasta que volvamos a sentir y no pensar.

Nunca te lo sabré decir, solo con la sonrisa y la mirada.

Categorías:General

El sitio de mi recreo…

enero 11, 2011 4 comentarios

Podría haber acabado como Unax Ugalde bailando el agua por las calles de Madrid cuando decidí probar suerte allá por el 2007. De eso no sabes nada puesto que no estabas allí. Ahora es muy bonito creer que sabes como pienso o como soy, cuando la mayor parte de lo que yo creo ahora me lo he forjado solo.

Quizás a 636 km de distancia podrían decirte porque pienso como pienso o actúo como actúo. Los llantos más agrios que realmente tuve por causas objetivas los presenció. Quizás lo único que alguien realmente conoce a día de hoy sobre mí.

Las noches frías cuando subía la Corredera Baja de San Pablo, encarando Tribunal nadie las vió, nadie presenció tampoco cuando compuse lo que ahora estamos grabando en Sitges, ocupando mi tiempo como el que más para que salga bien, y con la motivación única por ello.

Me hace gracia cuando la gente cree saber como soy sin haber hecho ningún esfuerzo por ello. Sólo tú, el del anterior post, sabes lo que significa Cold Water y sabes lo que significa adentrarte en el segundo párrafo cuando el coche es mío, la casa es mía, y todo lo he construído yo. Como tú decías, todo pasa por algo.

No sin altibajos emocionales y mentales he llegado a lo que ahora soy, y no puedo forzar empatías donde no las hay, y mucho menos creer en las frases que la gente me dice creyendo conocerme.

– ¿ Sabes lo que más me gusta de tí ? … Tu libertad, tu forma de ver la vida, tu manera de vivir los momentos …
– ¿ Ya está ?
– … Tus besos …

Algún día, sabrás que es para tí. Mientras apareces, tranquila que ni farlopa ni caballo, por mucho que cueste subir la Corredera.

Categorías:General

Cuando verte poco

enero 4, 2011 Deja un comentario

…me ahoga.

Sin Gràcia alrededor, otra vez. No eres consciente pero de algún modo sigo tus pasos. Viví la lado de donde tú lo hacías y crecí ese año creyéndome estable. Ahora marché, no sin antes intentar buscar a mucha gente de nuestro pasado que ahora no tiene un rastro virtual. Lo pasé bien porque volví a la época donde fui fuerte.

El otro día quise estar en el primer cumpleaños en el que me hubiera podido permitir mi presencia, lamentablemente sigo teniendo esa espina clavada dentro de mí.

Yo aún vivía en Gràcia cuando decías aquello de “pop is for rawness”, y siempre salían fotos chulas de mi más absoluta individualidad, pero ahora ha pasado el 1 de enero y quiero que sepas que yo a ti te quiero, desde la maravillosa década de los 90 no he dejado de hacerlo. No he podido dejar de mirarme en tu espejo desde hace mucho y ver que tienes todo lo que yo no me atrevo. Me siento pequeño y lamentablemente ingenuo y superficial cuando hablo contigo. Quizás es que me estoy petrificando en clichés cómodos que no me creo ni yo.

Te mandaré un sms inesperado, como tantas veces hiciste tú, como el otro día hicimos con alguien al que hacía años que no escribías. Fue en el St. Germain, último escenario del caos.

Y es que el “words are very unnecesary” me marcó, por eso ahora escucho a Sigur Ros si parar.

Me haces falta, y precisamente contigo no me da ningún miedo esa sensación.

Categorías:General