Archivo

Archive for 27 julio 2010

Calle Tordera

julio 27, 2010 Deja un comentario

Anduve por calles que veía cuando iba a buscarte esas tardes donde la Sagrada Familia y Francesc Macià se unían en línea recta en el camino que llevaba hacia ti. Pensaba que iba a ver a alguien que no existía en aquellos tiempos, con objetos en el bolsillo que no me servían en aquél entonces, y con unos ojos que ya no se fijaban en los escaparates de muebles que iba a comprar contigo.

No me gusta que me juzguen de borracho aquellos que no tienen ni idea ni del 1% de lo que soy. Me preguntaba de que me sirve una sensibilidad sin cariño, una experiencia no compartida, una seguridad que siempre me hace estar inseguro, y unos colores que no puedo utilizar para pintarte. Pensaba en ti, en la que ya aparecerá pero que nunca aparece y de mientras hace que trace un camino de diez mil de cal y tres de arena. Todo es tan injusto que la gravilla siempre acaba cubriendo todo de cara a la galería. Una lástima cuando se trata de proyectar madurez y construcción. Aún no he visto a nadie que se de una tregua de cuatro años para cubrirse de respiraciones ajenas, de miradas que no se entienden y de sonrisas efímeras que perduran en tus recuerdos.

Yo me he construido así, y todo ha cuajado y ha cimentado de tal forma que la próxima vez que recuerde como se llena una copa mirándote a los ojos quizás esté preparado para hacer que tú lo estés.

Y de mientras volveremos a escuchar aquella canción en directo que se titula “nunca me entero de nada”, porque difícil es que te entiendan cuando explicas, pero más difícil es que lo hagan cuando sientes. Y de sentir, afortunadamente, voy sobrado.

La próxima vez que te vea
no va a servirte la misma trampa
y tendrás que hacerte a la idea
de que lo nuestro no se acaba.
Lo vi en una de esas películas
de las que a ti tanto te gustaban
pero nunca escucho, nunca aprendo,
no sé que pasa que nunca me entero de nada.

Anuncios
Categorías:General