Archivo

Archive for 31 mayo 2010

El banco de Lesseps

mayo 31, 2010 3 comentarios

El naranja de al lado de la biblioteca invita a quedarte allí, después del largo periodo de transformaciones y vaivenes que he pasado prefiero quedarme sentado en ese césped que se asoma a mi paso, cada tarde, cuando vuelvo del trabajo.

Yo no nací para crecer y reproducirme sin importar a dónde estoy y hacia donde voy, siempre intento quedarme con aquello que me importa y a no conformarme con lo que los demás quieren que sea o me quieren ofrecer. Son muchas las tardes que camino solo por la Barcelona transformada, aquella que ya no presenta la cara amiga que presentaba hace mucho tiempo.

Sólo, igual que en los mejores momentos clave de mi vida, decido que ya no quiero rodear la plaza, omitir esa sensación, y girar por la otra calle. Prefiero quedarme contigo sentado en el banco de Lesseps, espero poder saber que ahora vendrás.

Suena: Será – Gastelo

Categorías:General

Nunca uno más…

mayo 17, 2010 3 comentarios

En la vida banal y superficial donde todo sirve para alcanzar el objetivo de no sentirse solo no me siento cómodo. Quizás por eso me estoy perdiendo los vaivenes que existen a mi alrededor o quizás por eso nunca nadie me hace sentir especial. Es posible que no esté hecho para mí el sentirme genial durante cinco segundos cuando lo que realmente quiero es hacerlo el resto de mi vida.

O quizás tendría yo también que dejar de ser sincero y explotar las cosas que sé que funcionan, pero ahí es donde precisamente discrepo: simplemente quiero que me quieran a mí y no a la imagen que doy durante tres horas. Me vine con unos ticks de Madrid que aquí no funcionan ni funcionarán, y me sentí especial por haber vivido todo eso, pero quizás lo único que acaba viéndose de mí es que me abandono por las noches. No supe transmitir a lo mejor todo lo que me llevé de allí y quizás, por acto de defensa o simplemente pura competencia, siempre acaban simplificándolo todo a que me bebo tres gintonics.

Una lástima haber vivido tanto y que parezca a los ojos de Barcelona un niñato que no tiene ni pies ni cabeza. Aunque quizás ya sea hora que me ponga los puntos sobre las íes y acabemos de una vez con mi generosidad ajena. Es hora de que yo también tenga mi trozo de pastel, porque la memoria es muy corta y a este paso solamente seré un recuerdo.

Y es que no quiero ser uno más, y no quiero tener armas que usar para nada, lo único que quiero es que alguien, alguna vez, sepa ver un 10% de lo que soy.

Suena: El Alce – McEnroe

Categorías:General

Nadie podrá con nosotros

mayo 6, 2010 2 comentarios

Volví a ver a Cortázar y sentí de nuevo lo mismo que aquella vez que me regalaron un libro dedicado, donde los escenarios de París y Madrid se entremezclaban. Pero tú no estabas.

También pensé en las veces que hemos intentado sernos sin conseguirlo, en las veces que hemos dicho que había que ser lobos para evitar destruirte, cuando hemos comentado que podemos pasar de ser interesantes a ser banales con una facilidad pasmosa. Pero tú tampoco estabas para verlo.

Veía aquellos días de 2006 negros, cuando me faltaba el aire, escribía en este blog como un descosido sin parar, cuando no era capaz de cruzar la calle sin llorar, totalmente colapsado por el dolor. Lástima que tampoco estuvieras para verlo…

Todo eso también me llevaba al día de la última foto sepia, donde forjé los cimientos del principio de lo nuevo, cuando decidí serme yo y mi forma de pensar comenzó a cambiar y a construir lo que ahora soy. No me comentaste ni la foto, porque tampoco estabas para verlo.

Y ahora recientemente, la frustración de perder al volver a apostar, las ganas de abrazarla contenidas porque no era lo correcto, lo bonito que ha sido después reconducir la situación y tener este tipo de relación tan especial que tenemos. La prueba de madurez y serenidad que ambos pasamos…Y es que tampoco estabas, no lo puedes saber…

Me dí cuenta de que no has estado en los momentos clave que han marcado mi forma de ser y pensar, así que no me digas lo que pienso, como siento o como debería actuar.

No puedes porque no lo conoces. Igual que yo no puedo quitarte el derecho a que te duela por mi culpa.

Suena: Tormenta en la mañana de la vida – La buena vida

Categorías:General