Archivo

Archive for 29 abril 2009

Podrías leer mis 3 años.

abril 29, 2009 11 comentarios

Un 27 de abril de 2006 decidí presentaros a mi cabeza. Aún hoy sigo haciéndolo. He escuchado mil veces las frases: se abrirán cosas, todo cambiará, vendrán tiempos mejores. Pues bien, nada de eso ha ocurrido, sigo solo, con nostalgia, habiendo pasado enfermedades familiares, etc…

Lo que digo casi nunca refleja un estado de ánimo presente, pero siempre intenta describir algo que me ha pasado hace poco. Normalmente cuando escribo estoy sereno, aunque tengo las cosas tan frescas que me salen solas. No se lo que os transmite mi blog, o lo que os ha trasmitido alguna vez, pero ya forma parte de mi vida el inmortalizar sensaciones.

No puedo desprenderme de él, y no puedo ocultar cosas por miedo a que las lea alguien. Aquí está, y siempre estará, lo que pienso, lea quien lo lea y le moleste a quien le moleste. Cada uno es libre de leer igual que yo soy libre de escribir. Pronto vendrá tormenta, mis alarmas me lo dicen, pero hoy quiero celebrar estos 3 años…

Y quiero hacer mención especial a personas que, de una manera u otra, han sido importantes aquí y en mi vida y que han dejado su huella, que permanecerá en mi cabeza para siempre: Pikifiore, Igrein, Alba, P., Yellow, Loola y Juls.

Os regalo una canción para acabar, aquí seguimos, aquí insistimos, aquí vivimos…

Anuncios
Categorías:General

Rey Sol

abril 27, 2009 4 comentarios

Dejaba atrás los railes de la Diagonal, las primeras senyeras se divisaban, y las primeras rosas. Acercamientos, gente cortando tallos, el color rojo imperando en Barcelona, hombres con traje llevando rosas en la mano, miradas cómplices, amigos que se abrazan, parejas que se besan con la ilusión de sentirse queridos, libros que cambian de manos, grupos de chicas paseando con caras sonrientes, te quieros escritos en árboles, mucha gente andando sin destino prefijado, leer libros cogidos de la mano, caricias, rosas por encima de los hombros, mujeres solitarias invitándote a regalar amor por dos euros, compañía, ilusión, sonrisas, besos, abrazos…

Ya no recito poemas, y no tengo destinataria para las mejores rosas..

Dos días después el foco azul te iluminó mientras se pronunciaba eso de “aprendimos a mirar con la duda entre los dedos y a tientas…”, pero jamás te diste cuenta y jamás sabrás lo que significó para mí. Ahora el sábado ya pasó, es tarde. No pudo quitarme de la cabeza tu forma de mirarme en la noche de los peces.

Qué solo estoy…

Suena: Rey Sol – Vetusta Morla

Categorías:General

Aceras de un domingo solitario

abril 20, 2009 8 comentarios

Bajaba por l’Eixample, me gusta el sabor a barrio que toma el domingo la ciudad. Y caminaba teniendo encima un fin de semana de libertad, de esos en que estallas por todos los lados, celebrando una gran buena noticia. Mi familia vuelve a sonreir, mi padre ha vuelto a encontrar la ilusión, ha vencido su enfermedad, almenos de momento. Hacía muchos meses que no veía brillo en mi casa, aquél viernes volvía a estar todo reluciente.

Y mi vida sigue, y continúa, espero no haber hecho daño a nadie durante estos días, simplemente creo que ahora mismo el compartir con alguien está difícil. Muchos meses intentando olvidar la humillación vital que me supuso todo, ahora mismo creo que he enriquecido tanto mi vida que me va a costar servirsela a alguien encima de la mesa. Quizás no, porque quise compartir hace unas semanas, tuve esa sensación de nuevo, pero ya se está esfumando, supongo que el frío que te da las horas solitarias es un buen aliado.

No mires a lo difuso cuando me hablas de tus problemas, vuelve a llenar la copa de vino y sigamos soñando, nunca dejes de soñar, y esto va por tí porque sabes que eres especial. El fin de semana pasó, y el esperar a que alguien maravilloso desbloquee mi hielo es un sueño más, uno de tantos que tengo.

Como aquél que me persigue desde hace mucho: el de subirme a un escenario.

Pero el ritmo de las cosas no lo marcaré yo, si no los acontecimientos, controlados o no, que aparecen ante tí. De momento, sigamos paseando por aceras de l’Eixample, y sigamos enriqueciéndonos de un barrio de Gràcia que es cada vez más mío.

Mirándote a los ojos me sentí con vida, mi dispersión del sábado noche me hizo acercarme a tí.

Suena: Collage – Alis

Categorías:General

Pétalos de rosa

abril 13, 2009 5 comentarios

Solitario, en la noche fría de Madrid, aunque me rodeaban voces familiares, sin tí.

Y recordé la cama cubierta con rosas que esperaba tu llegada, y mis manos alisando las sábanas, imaginando como sería arrugarlas contigo, y se arrugaron, hace tiempo ya de eso, todo cambia menos los lugares. En el abril pasado nos comimos con los ojos, hace un año ya, ahora el silencio se apoderó de lo que nunca quisiste que fuera, a pesar de que tenía muchos números para ser. Jamás pudiste gestionar esto, solo fuí flashes de unos meses de incertidumbre, solo fuí un hilo conductor de un momento de falsa ilusión.

Pero fuí, y tú sigues siendo, es difícil olvidarte…

Anoche recorde palabras muy recientes, en la ausencia de alguien que no me apetecía que no estuviera, pero igualmente no estuvo. A pesar de lo que llegó a decirme no hace mucho. Es tan complicado vivir momentos especiales que cuando lo haces no te los crees, y si lo crees tientas a la suerte, abres una puerta a la futura frustración, una lástima. Es por eso, que mediante la reflexión de la gente que no quiere ser lo que es pero no se atreve a dejar de serlo, volví a escribir el esbozo de otra canción.

Ahora tenemos la oportunidad de ser algo, de compartir algo, de vivir algo, de mirarnos de nuevo, de sonreirnos como hace unas semanas. Solo escuché los Beatles mientras oscurecía la estancia en Madrid. Solo quise escribirte para que vieras que quise compartirlo contigo, y no puedo si no sustentarme en aquello que dijiste cuando te permitiste dejarte llevar. Permití que lo hicieras, porque al fin y al cabo, nuestros deseos muchas veces chocan con el raciocinio que discrimina lo correcto de lo erroneo. Aunque cuando tus instintos no van acompasados de esto, es que algo falla.

No falles por favor, ahora no es el momento…

Tentando a la suerte
me engañaron sin buscarlo tus miradas sonrientes
la noche de los peces

ya todo es diferente
los días han anulado las palabras de tu mente
y en la mia son residentes

Categorías:General

Simple

abril 5, 2009 6 comentarios

Lo dijiste varias veces. Y es cierto, y más cuando ninguno de nosotros teníamos debajo del brazo un manual de cómo tratarnos. Creo que nuestras miradas iban más deprisa que las palabras, y nos decíamos demasiado sin pretenderlo.

Era luz tenue, la soplaste para que se apagara, nadie nunca reparó en el color de mis ojos. Y me encantaba que me cuestionaras, y me encantaba defenderte mi forma de pensar. Me encantaba que me escucharas y comprendieras, quizás por eso al final me dijiste encantador.

Era una sensación impresionante el tener esa complicidad propia de los que se conocen de hace más días. Y yo intuí cosas que puedo llegar a confirmar por la seguridad que te tengo. Te mostraste sincera y a gusto, me mostré fascinado por ello. No es cuestión de timidez, si no de ser tú y de encontrar que el tú gusta mucho, así lo veo, así lo concluyo.

Y todo es simple, porque nosotros lo hacemos simple, y lo hicimos allí. Te despedí con un cariño que me impresionó, pero es que jamás quise que te fueras. Espero que los días y nuestra compañía nos de la razón.

Si antes te busqué, ahora no va a cambiar la cosa, el conocimiento de causa dictará mis ganas de volver a verte. Creo que ya es hora que veamos como gira la lavadora.

Giremos con ella.

Suena: Como el sol – Gastelo

Categorías:General