Inicio > General > Nunca supe cerrar puertas

Nunca supe cerrar puertas

Ahora, en el momento en que mi cabeza y mi corazón se encuentren, quizás sea buen momento para componer alguna canción que se quedó en el tintero. El estribillo deberá de hablar de cómo puede ser posible que el azul del cielo se transforme y descubra tu cara. Yo la recuerdo como el primer día que te vi, nunca como el último. Quise guardar una bonita imagen de ti, como aquellas que coloreábamos sin cesar al compás de nuestras ganas de estar juntos.

No guardé maldad, a pesar de que era fácil, puesto que la mayoría del tiempo contigo no la tuve. Fueron muchas horas, momentos, tardes, días, llantos, sonrisas, problemas, momentos únicos. Me enseñaste a que es posible, a que existe, a que no es un sueño, a que puede ser real. Me enseñaste tanto que mi colapso es superior a todo lo que pude llegar a imaginar a estas alturas.

No han pasado los años, ni las veces que he dicho “no”, ni las angustias vividas, ni los momentos de soledad, ni mis días recogiendo escombros de mi corazón. No ha pasado nada, no hago más que sorprenderme con mi corazón. La cabeza en su sitio, pero lo otro no. Las rajas del alma presentes, pero mis ganas de tí lo pueden. El miedo es patente, pero mi vacio es evidente. Y nunca supe cerrar puertas, no se si debo aprender, no se si debo reducirme al absurdo puesto que todo lo que ahora conlleva mi persona es una total contradicción.

Nunca quise separarme de tí, no sé quien quiso, no sé quien pudo, no sé como pudo, pero sé que fue.

Anuncios
Categorías:General
  1. abril 2, 2008 en 2:06 pm

    Si te sirve de consuelo….a mi también se me da fatal. Y así estoy, anclada en aquellos momentos…
    Un petonet wapu

  2. abril 2, 2008 en 2:15 pm

    Si la puerta es gruesa cuesta mucho cerrarla,y esta lo es.Solo tú puedes decidir si pesa más tu cabeza o tu corazón, porque estos,rara es la vez que se ponen de acuerdo.Unbeso

  3. abril 2, 2008 en 3:04 pm

    Estoy con Fiore, aunque reconozco que en mi caso el corazón siempre gana por goleada. Que nada te aleje de tus sueños, por muy lejanos que parezcan. PIensa si te sientes mejor cerrando la puerta o dejándola entornada, eso es a la larga lo´que importa.

    Un beso

  4. abril 2, 2008 en 3:18 pm

    Y no te quiero tanto…
    Si fuiste capaz al menos de entornar la puerta un poquito desde tu lado, porque no podias soportar la no esperanza, piensa ahora pasado el tiempo donde estás y a lo mejor puedes decidir si la cierras la abres o sólo la cierras algo más.

    Muchos besos.

  5. abril 3, 2008 en 4:12 pm

    Yo tampoco sé cerrar puertas, ya sabes, así me va…
    Aunque bien pensado, no me va nada mal…

    Un beso

  6. abril 4, 2008 en 9:34 am

    Es una de las canciones que más me gusta de este disco que me has descubierto.
    Pero esto solo es a cerca de la canción. El comentario del post,cuando lo lea, que aún voy por detrás.
    Saludos desde el Inframundo.

  7. abril 5, 2008 en 5:53 pm

    ¿Crees que algún día sabrás el por qué?

    Besos brujos!

  8. Bunuela
    abril 7, 2008 en 10:00 am

    A veces no hay que cerrar la puerta, solo se puede construir un muro que te proteja de la desilusión.
    Un beso

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: