Archivo

Archive for 26 febrero 2008

Alrededor

febrero 26, 2008 5 comentarios

Me gustarían sólo dos cosas:

Que el alrededor no me presione con lo divino que es carecer de cosas y que el carecer de las cosas no me presione con lo no divina que es mi vida.

Categorías:Uncategorized

Corredera baja de San Pablo

febrero 24, 2008 5 comentarios

No te eché de menos. Me hice oir, después de haber estando bastante tiempo escondiendo el ala.

Y caminé solo viendo como tú te alejabas de nuevo,
y caminé solo viendo como tus palabras quedaron en el ahogo del tiempo,
y caminé solo viendo como tus sonrisas se desvanecieron una vez más,
y caminé solo viendo como mis miradas en tí las olvidaste gratuitamente,
y caminé solo, pero sonreí.

Aunque moría, yo sonreía sin mirar atrás,
porque aquél micromundo que un día nos hizo especiales
fue fruto de mi imaginación, una vez más,
triste comprobarlo, triste darse cuenta,
pero sonreí.

Ni siquiera tuve oportunidad de lanzarte mis sentimientos,
para qué? para mí significa mucho el poder decirte,
y en aquellos cuartos oscuros teñidos de sueños,
allí precisamente es donde te perdí,
pero sonreí.

Y a pesar de que la sensación de soledad haga mucha mella en mí,
yo sonreí, aunque haya muerto.

Categorías:Uncategorized

Leímos capítulos hasta que dije basta

febrero 19, 2008 15 comentarios

(Antes de nada, por favor, escuchadlo con la canción que adjunto…)

Y el problema no es mío. No puede darse la contradicción entre una conciencia tranquila y un rechazo. Me pregunto si habré dado con las mujeres correctas. Alguien que solo se fije en torsos y culos no me conviene, ni me convendrá. Porque sí, porque de esos hay muchos, pero especiales hay muy pocos. Y yo me considero así, porque nunca quise ser uno más, porque creo en el conocimiento diario, sin prisas, con cimientos, siempre fue así anteriormente.

No dejaré que nada ni nadie vuelva a golpear mi autoestima. Es mi bien más preciado fruto de muchos años de lucha.

Y la rabia contenida ha salido, y hoy me gusté, hoy me vi aquí, enmedio de Madrid, en plena Gran Vía, con todo mi alrededor. Todo había sido mío, todo fue mío y todo será mío, y cuando pienso en lo que he hecho y lo a gusto que me he sentido veo claramente que en mi mundo no cabe la gente superficial, y de esos lamentablemente está el patio lleno. Quiero echar tazas a tu café, y que me cuentes, como siempre has hecho, allí es donde me siento fuerte, en la escucha, en la mirada, en la complicidad. No tengo que demostrarte nada en ninguna barra de ningún bar, ni bailándote cerca para conseguir un polvo fugaz y vacío. No tengo que demostrarte nada con comentarios ingeniosos con un único objetivo. Jamás seré así porque lo que quiero es que me conozcas a mí, no aquello que te atraería de mi. Y si vas mirando culos y torsos, te quedarás en la inmensa nada.

No me convienes, ni tú ni nadie como tú, y hablo en genérico, después de mucho tiempo.

Yo una vez besé la luna, alguien últimamente te la ha hecho besar? Si la respuesta es que sí, me parecerás interesante. Pero jamás, jamás me volverá a hundir nadie que no tenga un lugar con promesas, ni un cielo azul de dos en su mente.

Me gusto mucho, demasiado, a pesar de ti, a pesar de vosotras que nunca quisisteis conocer a alguien como yo.

Quiero ser como Glen Hansard, enfoquemos bien los verdaderos sueños de una vez por todas…

Categorías:Uncategorized

todo es 0

febrero 19, 2008 10 comentarios

…y todo lo demás no importa.

me cansé de ser el eterno genial que está solo mientras su alrededor se enriquece en matices sentimentales.

me cansé de ser el eterno apoyo de todo el mundo mientras mi vida está vacía sin nada ni nadie que la llene.

me cansé de ser el eterno confidente, el eterno divertido, el eterno rey nocturno. Me cansé.

Solo me conformaría con una sonrisa tuya, doña desconocida, con las sonrisas que sé que existen. Es tan difícil no echarla de menos que incluso mis dedos se convierten en punzas con las que me acaricio la cara.

Y todo es 0, porque a pesar de todo, me queda nada. Yo nunca supe no compartir, nunca supe no acariciarte, nunca supe no sentir contigo.

Y todo es 0, y comer, trabajar y dormir no tiene absolutamente ningún aliciente en esta vida que no se reconstruye.

Y si soy victima me da igual, de nada me sirve no serlo, de nada me sirve contarlo, de nada me sirve sufrirlo.

Y esto acaba aquí, se acabó.

Suena: Si esta bien – Los Planetas

Categorías:Uncategorized

Kilómetros

febrero 13, 2008 7 comentarios

De nuevo el recurso, tierra que se mueve, una punta lejana que estos días se acercará a nosotros. De nuevo el recurso, la desconexión, la generación del micromundo. De nuevo el recurso, la distancia ordena cabezas envueltas en caos. De nuevo el recurso, no sé si volveré mejor o peor, pero esto claro que volveré diferente.

Voy a ordenar una cabeza que tiende a perderse, voy a ordenar una vida que nunca está en son de paz.

Suena: Nuevas sensaciones – Los Planetas

Categorías:Uncategorized

Tus manos tiemblan

febrero 11, 2008 9 comentarios

Bebes, te miro, vuelves a beber, sigo mirándote. Nervios y unas ilusiones marchitas percibo, me callo, bebo yo, y te miro, te vuelvo a mirar porque emites mensajes que ni si quiera conoces, y haces llegar unas palabras que nadie sabe escribir, ni tú misma. Y sentado frente a ti otra tarde, una más, te observo. Estás desordenada, crees que lo tienes claro todo, pero te intuyo con el caos. A mí me sucede, pero no dejo de mirarte y evadirme en el tuyo. Y denoto prisa, sin ser consciente, la trampa de creerlo tener todo bajo control se apodera de ti.

Te percibo en sombras, nada claro, todo turbio, me pongo nervioso porque no sé como enfocarte. Y me gustaría saber, porque en algún momento tendremos que ordenarnos. Es algo casi obligado, no puedes mirarme y ver pupilas opacas, debes verlas transparentes, porque quiero mostrarte y mostrarme y demostrarte y demostrarme.

Y sólo sé, que aunque pasen los días, y el tiempo, y los minutos, y sigamos sentados en esas dos sillas, un día me hiciste prometer, y ese día lo pondré el primero de mi lista de cosas que hacen que los minutos valgan la pena.

Y es que podemos superar las cosas pronto o tarde, todo depende de la prisa que tengamos.

Ambos acabamos la tarde con un trago largo, ambos acabamos la noche con una canción.

Suena: Rompeolas – Quique Gonzalez

Categorías:Uncategorized

Despertar

febrero 8, 2008 12 comentarios

Te escribí una canción cuando mis letras ya no hablaban de ti. Pero allí estabas, con tu cara expectante. La niña que no sabia enfocar bien su vida aparecio delante mío. Con esos ojos vidriosos que mostraban el interior propio de alguien con importante humanidad me dijiste un hola, luego nos dieron las 2 AM en tu portal, recuerdas? Así fue como yo esa noche recordé sensaciones olvidadas, que aún no sabía explicar dado lo precoz de la situación.

Los días fueron pasando, y mi cariño hacía ti crecía al mismo tiempo que tus sonrisas, te fuiste convirtiendo en la niña de mis ojos, que guardaban tus imagenes muy adentro. Era simple el juego, mi techo se llenaba de lienzos con tu imagen. Yo sonreía, yo crecía con ello, me volviste a demostrar que soy capaz de ilusionarme, me volviste a hacer creer en la complicidad. A modo de ventanas, de llamadas y de canciones todo fue soldándose, sin darme cuenta, sin darnos cuenta.

No se que sucederá con todo esto, ni por donde acabará, pero mil gracias sin que sepas porqué, mil gracias por hacer que me sienta capaz, mil gracias por devolverme el convencimiento de que tengo mucho que dar, ojalá fuera un darte, un tenerte, un aprenderte y un verte. Eso ya no lo sé, pero no me importa tanto como el hecho de saber que sigue habiendo personas que te despiertan la melancolía y los sueños despiertos, las risas solitarias, los pensamientos de prados y lagos. El negro se transformó en verde, dure lo que dure, pero gracias por teñirlo.

Ahora sé que puedes llegar a existir, veremos si existes.

Suena: Afinidad – Jorge Marazu

Categorías:Uncategorized