Archivo

Archive for 29 enero 2008

LLueven días

enero 29, 2008 15 comentarios

Miro por mi ventana, la calle ausente de vida de un Madrid que nadie conoce se divisa. El silencio en mi habitación impera, y tú no estás. Quiero saber, quiero saberte, lo que piensas, el porqué de mis silencios, el porqué no te lo explico, el porqué me llenas tanto. Y quiero saberlo, quiero decirte una mirada, quiero escucharte una sonrisa, quiero deberte una alegría. Y sé que estás cerca, pero no se si quieres plantarte ahí o si quieres que sigamos desgastando la leve frontera.

Y llueven días, y lo que no se ha dicho aún se apodera de todo lo mío, las preguntas que pueden que tengan respuestas marcadas por una experiencia que me dice que no debo esperar nada aparecen, los pasos marcados por la incertidumbre me domina. Desprenderte la retina quiero, dejarte en silencio, nos hemos dicho tanto…

Y llueven días, y mi pared sigue blanca, un día la envolviste con ese todo que proyectas hacia mis sentidos, con esa imagen que tienes de princesa plena, con ese arco que dejas cuando cierras la puerta. Y llueven miedos, el que tengo de que nunca vuelva a ser lo mismo, el que me invade cuando me miras callada, el que me acecha cuando siento que llega el final. Y llueven sombras, aquellas que me persiguen, las que no me dejan saborearte sin que lo notes, las que no quieren que brille tu mejilla. Y llueven lugares, aquellos que tengo que abandonar sin aún haberte sentido, y de donde no puedo irme sin que escuches unas palabras automáticas que deben pronunciarse antes del vacío.

Y llueven momentos, todos los que pasan por mi cabeza, tus frases, tu cariño, tus llamadas, tu sombra que planea por la calle que nadie conoce. Y llueven muestras, las que te doy y no se si percibes, las que te enseño por saber si en ti vive lo mismo que en mí. Y quiero que no dejen de llover complicidades, las que sé que tenemos, las que te hacen sonreir, las que dejas en casa cuando marchas y que luego recoges cuando vuelves.

Y llueven lágrimas, las que me enseña Gastelo, las que ahora me invaden, las que nunca presiento. Porque lágrimas es lo que no quiero, porque sonreirte con mi vida es lo que pretendo, porque por una vez no quiero abandonar esto, no quiero abandonarte así, no quiero no abrazarte, no quiero provocar que no lo hagas. Mis frases están en mi boca, falta que lleguen a tu alma.

Suena: No sabes cuánto te he querido – Paco Bello

Categorías:Uncategorized

Notas de SOL

enero 28, 2008 8 comentarios

Hay momentos en que pensar solo sirve para frenar algo que llevas mucho tiempo buscando. Hay momentos en que has de poder llenar de petalos de amapolas todo lo bueno que llevas dentro. Y así fue como decidí coger una guitarra y explotar de una forma inofensiva, alegre y feliz.

Yo vi Sol, como nunca la había visto hasta entonces, yo vi a la gente que tiene vidas diferentes a la mía pasar por la estación, y sé que por un momento me oyeron. Unos se quedaron más, otros menos, pero un cachito de mi por un instante les llegó. Me encantó ver como miraban, giraban, veían y notaban que no estaba sucediendo algo normal, ni rutinario. Probablemente muchos pensarían que quién sería ese imbécil, pero yo vi que a muchos también les llegó lo que yo quería ofrecer. Y simplemente quería ofrecer música, mi musica, la que nunca sale de mi habitación, la que nunca muestro. En ese momento lo hice, y no hay nada más extraordinario que ver como alguien se molesta en agacharse para dejarte un euro al escuchar una de tus canciones.

Experimenté un reconocimiento, fue breve, pero era algo que me quedaba por hacer desde hace mucho. Y, una vez más, lo conseguí.

Porque no debemos dejar que factores externos nos limiten, las barreras sólo las podemos poner nosotros. Sonreísteis, igual que yo. Gracias por crear ese micromundo.

Suena: I’m fine without you (http://www.youtube.com/watch?v=w_G82QJTeL0)

Categorías:Uncategorized

Autoengaño

enero 23, 2008 5 comentarios

Viento, creí que la fantasía mental era buena, descubrí que ante los sucesos me derrumbé. A veces pensamos que hemos superado algo o que aceptamos algo y luego nos hundimos en la más oscura de las miserías cuando sucede. Nos pasa constantemente, cuando nos negamos a alejar a esa persona que nos hace tanto daño esperando a que un día cambie, cuando decidimos aceptar cosas que van contra natura con el fin de que alguien que consideramos importante no se aleje de nosotros…

El autoengaño, muchas veces inducido por la dependencia hacia alguien, dos males que azotan nuestra vida y nos impide avanzar…

Y la vida no es un ensayo, las escenas no podemos repetirlas una y otra vez. Lo que sucede, queda para siempre…

Categorías:Uncategorized

Solíamos reir con cuentos de hadas

enero 14, 2008 14 comentarios

Siempre que entraba al comedor, veía el cojín oscuro, lo abrazaba. Era siempre después de comer, en tu piso luminoso, soleado, en esos domingos que no marchitaban los sueños. Donde encendíamos la televisión y, juntos, veíamos pasar la vida. Ahí estábamos sincronizados, y con miradas, sonrisas y aliento a azúcar pasábamos la tarde. Era un micromundo, donde conseguimos ser ambos los únicos habitantes. Un camino conjunto del que nunca nos separamos…

Eran diciembres calurosos, eran veranos esperanzados, donde mirábamos las fotos del año anterior, donde planeábamos ir al fin del mundo y ampliarlo. Donde sonaba nuestra música, no la de los demás. Solíamos reir con cuentos de hadas, con palomitas saladas y días sin despertar, solíamos juntar nuestros deseos y hacer un conjunto indisoluble de futuro, un todo que superaba nuestra propia realidad. Yo no puedo olvidarme de lo que eso me hacía sentir…

La otra noche, explicándoos todo eso, reviví aquellos momentos y, por un momento, volví a sentir esa sensación de plenitud. Para mí siempre quedará esa marca del final abrupto, traicionero y ruin que me diste. Para mí siempre quedarán los cuentos de hadas, aunque tú los transformaras en noches oscuras. Lo que antes me relajó durante todo ese tiempo, ahora me sigue atormentando. Y es que recordar aquel blanco y aquella luz, me produce una de las mayores tristezas en este mundo de contrastes.

No puedo dejar de ser lo que fui, ni de querer sentir lo que sé que existe y, a vosotros os digo, lo que no fluya, que acabe a tiempo antes de que el daño sea irreparable, porque los cuentos de hadas han de escribirse, no pueden ser un eterno proyecto lleno de buenas intenciones…

Mirándote a los ojos me sentí con vida. Mi ceguera me lo permitía.

Categorías:Uncategorized

Enséñame a colorear oscuridades

enero 7, 2008 11 comentarios

“…Tú eres la Maga, la de Rayuela. Y no te debería estar escribiendo esto. Hace mal. Pero lo hago porque sé que te gusta. Y me gusta que te guste. Me pasé toda la noche leyendo a Cortázar y ahí estabas tú, y me fascinó que Cortázar también te conociera y te hubiera sufrido. Me sentí acompañado. Y después que amaneció, decidí irme a dormir y pensé que a lo mejor tú estarías despierta aún. Pensé llamarte. Habría sido un gran error. No duermes los sábados en tu casa…”

Recuerdo que me estremecía con estos textos antes de partir de Barcelona hacia Madrid. Fui con ánimos de soñar, me encontré muy bien en esta nueva tierra durante estos cuatro meses que he estado. Enséñame a colorear oscuridades, porque yo ya carezco de lienzos, de acuarelas, de pinturas. La sorpresa que me saludó hace poco me ha sucumbido en un estado de desánimo permanente, me gustaría sobrellevarlo de nuevo, sé que es posible. Han sido tantas veces ya, tantos obstáculos, tanto control mental, que me siento colapsado.

Enséñame a vencer de nuevo, a vencerme a mi, a mi inestabilidad. Ahora mismo me siento de color negro. No llega blancura, no llegan bocanadas de aire ni suspiros, no llega la expulsión de lo que me anula, no cicatrizan heridas que se retroalimentan con sensaciones espontáneas que me golpean, no soy capaz de echar anclas al desánimo. Es una pena sentir que has de volver a cambiar de escenario, de entorno, de aromas, calles, ambientes…

Yo quise Breda y he obtenido unos escombros que han salido por causas ajenas a mí. Yo noto que ya no puedo esperar nada, es mejor así, si no tengo lienzo que pintar da igual si lo sé colorear o no.

Categorías:Uncategorized

no lleno los días de vida

enero 6, 2008 3 comentarios

algo sucede cuando estas triste más tiempo que el que sueles estar feliz.

recuerdo muchas cosas, de cuando creía que todo estaba hecho. Los vuelcos por sorpresa siempre te dejan fatal, ahora estoy que no paro de tenerlos.

y no se porque, pero parece que los merezca, no sufro por nadie, ni porque me haya dejado de querer nadie, sufro por la vida en sí.

Y empieza a hartar.

Categorías:Uncategorized