Inicio > Uncategorized > Te debo mi respeto

Te debo mi respeto

Decidiste rendirte, sólo, no se y nunca sabré lo que te empujó a ello, pero decidiste que te venciera. No te conocía mucho, apenas una noche y algún día decirnos algo, pero sin pretenderlo me has enseñado mucho, me has mostrado demasiado.

Hoy el día se cubrió de lágrimas, de llantos, tú ya no estabas sentado en esa silla que todos veíamos al entrar a la oficina. Decidiste acabar, fuiste tú, te debo mi respeto. Y veo que todo es efímero, es inevitable pensarlo, decidiste que nada fuera para siempre, que tus ilusiones estaban caducas, que tus fuerzas algo se las llevó. Ignoro, ignoro tanto lo que ha sido que no puedo dejar de preguntarme qué hubiera pasado si hubieras encontrado un apoyo adecuado, o si hubieras enfocado las cosas de otra manera.

Hoy tiño de negro todo mi blog, hoy no puedo dejar de pensar en ti, en lo que has hecho, en cómo ha quedado todo. Mis fuerzas flaquean, la vida te satura muchas veces, la gente te da la espalda, te desengaña, te fallas tú mismo, te fallan los demás. Hoy he visto las consecuencias de ello, hoy me has mostrado el fin, lo que es, lo que puede llegar a convertirse.

Me gustaría decirte cuenta conmigo si tienes algún problema, pero ya es tarde, a veces llegamos tarde en el apoyo, la comprensión y el cariño. Así que lo único que me queda, y siento una inmensa necesidad, es mi respeto hacia tu decisión. No puedo valorarla, no puedo juzgar si has hecho daño, si te lo han hecho, si te lo hubieras podido sacar de encima…

No puedo juzgar ni opinar, así que solo desearte que hayas encontrado aquello que buscabas cuando decidiste poner fin a tu vida.

Nos falta demasiado apoyo, a todos. Un simple café una tarde puede ofrecer mucho. Por eso nunca lo negué a nadie. Por eso siempre intento compartir, escuchar, sobretodo esto último.

Solo puedo decirte que descanses en paz, sea como sea y venga cuando venga, está claro que lo mereces.

Hoy no suena nada.

Categorías:Uncategorized
  1. diciembre 19, 2007 a las 9:13 am

    Es inevitable pensar en lo que se pudo hacer para evitarlo.. pero no te tortures, antes o después, hubiera sucedido. No puedes luchar contra decisiones ya tomadas.

    Ánim wapu i petonets..

  2. diciembre 19, 2007 a las 3:22 pm

    Qué pena!no sé que puede pasar por la mente de quien decide poner fin a su vida,cuanto vacio debe sentir…espero que al menos ahora ya esté en paz.Un beso nen

  3. Igrein
    diciembre 19, 2007 a las 5:46 pm

    No me puedo creer que habáramos y no me contaras esto…

    RAYA!!!! TIO!!!! Me lo podrías haber dicho!!!

    bueno, hablamos, que te tengo que preguntar que quieres de cena… jajajaj!!!

    Mil besos.

  4. diciembre 21, 2007 a las 11:26 pm

    Te equivocas cuando dices que no suena nada. Suena silencio. Besos!

  5. mayo 16, 2008 a las 8:52 am

    No puedo decir nada, esto iba por él y él lo ha recibido, seguro.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: