Inicio > Uncategorized > Como un cuadro de Roy…

Como un cuadro de Roy…

Una tienda, lo ví allí colgado en la pared, esa chica de ojos lagrimosos me miraba. Es lo que tienen los cuadros de Roy, que no puedes dejar de implicarte en la escena que estás contemplando. Colores vistosos y tristeza, mucha tristeza, diálogos vacíos, miradas que no se dicen nada. Muchas veces he pensado al mirar una de sus láminas si realmente su entorno era así. El mío lo veo un poco así, poca gente puede decir que está feliz.

En realidad estamos solos, siempre lo pienso, los acontecimientos cambian, los ojos cómplices se vuelven oscuros, por eso valoro tanto una mirada permanente, una mirada de confianza, un alguien que quiere hacerte participe de su mundo onírico, de sus sueños, de sus tristezas. Por eso valoro tanto una conversación en un Kentucky, por eso desecho el juego, las falsas palabras, los planes que nunca se llevan a cabo, las declaraciones de buenas intenciones nunca materializadas.

Thinking him, un cuadro que resume mucho todo esto, In the car, el ejemplo de la incompatibilidad, todo es tan complejo que a veces pienso si mucha gente está a sueldo para joderte. Error mío apoyarme en muchos, creo que nunca aprendemos, pero hoy tuve que cortar una conversación apasionante por falta de tiempo, y quizás se ponía un poco de manifiesto todo esto. Somos un solo, que queremos siempre ser un todo, y eso no se puede hacer a cualquier precio, y mucho menos si corremos el riesgo de anularnos.

Creo en la complementación y en el aporte mútuo, y para eso no tiene que haber juegos ni engaños, por mi parte nadie los tiene.

En Madrid se ha calmado el frío, el otoño vuelve a su senda, la lluvia cae y purifica un poco todo esto. Pero aquí estoy, trazando planes de futuro, sintiendo la necesidad de verificar si realmente le aporto a alguien algo. Y si no es así, quizás es que nada está saliendo como pretendo. Ser atento provoca que muchas veces no lo sean contigo.

No, no voy a perder mi vida otra vez, por amarte hasta caer, violaste mi fe, jugaste a ser dios.

Quiero pasear por las calles de Gran Vía y respirar aire puro, como esta tarde.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Rocío
    octubre 2, 2007 en 11:41 pm

    No te dejes caer, no permitas que otras personas tomen el timon de tu vida, no te dejes llevar por los vientos frios.
    El agua purifica y calma la sed, pero cuidado, también ahoga.
    Vive tu propio ritmo.
    Besos

  2. octubre 3, 2007 en 2:11 pm

    “sintiendo la necesidad de verificar si realmente le aporto a alguien algo”…, como te cuestiones eso te arreo :(, jejeje.
    Yo también me apoyo en muchos,y muchos de ellos se separan y caigo,es lo que tiene la vida.Espero que nosotros no nos caigamos.
    Un kiss

  3. octubre 10, 2007 en 1:55 pm

    Que si aportas a los demas? uffff, ni te lo plantees guapo! Claro que aportas y mucho. Algún dia te darás cuenta. KisxxX

  4. mayo 7, 2008 en 4:37 pm

    Bueno, ante mi incultura por los cuadros de este señor, he de decirte que he tenido que mirar en el sabio Google, a ver quien era.
    Ahora, ya ubicada, te diré q siempre serás algo para alguien, siempre habrá alguien q te aprecie… aunq sea tu madre jajajaja.
    De nuevo, perdón por este comentario poco acertado. No es el día, ya te digo.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: