Archivo

Archive for 26 octubre 2007

Tiempo de ocio para estrellas apagadas

octubre 26, 2007 8 comentarios

Veré consumir cigarros, dándole vueltas a la arquitectura de ese camino que no logro tener definido. Entrará el sol por la ventana de mi habitación, ahora totalmente mía. Anoche me ví en un sueño, me analicé a raíz de una frase que pronuncié el otro día: ya no soy nada de lo que era, y es cierto, he cambiado no solo de vida, sino de escenario. Fui valiente, sin duda, me enorgullece mi fuerza y mis ganas. Pero seguirá entrando un sol deslumbrante que no me dejará ver nada más que el día de hoy.

Me gusta ver a músicos tocar en los escenarios, estoy seguro que se evaden de todo, yo lo haría si me dieran la oportunidad, como la noche del bar, en el barrio de Gràcia. Son esos momentos que no necesitas complicarte, en peligro de extinción en los tiempos que corren. Tendemos a la negritud y los buenos momentos efímeros generan expectativas de que se vuelvan a repetir, eso a veces presiona; de pequeño me enseñaron que todo tenía un precio, y es cierto.

Mañana parto a Toledo, quiero descubrir rincones, para eso he venido, para profundizar más en todo lo que me rodeará siempre. Las cosas efímeras solo se hacen permanentes en nuestro cerebro, pero nada más. Todo tiene pros y contras, las cosas que terminan también, solo hay que saber encontrarlas, no es fácil. El martes estuve en Barcelona, y la sensación de que quería volver a Madrid era inmensa. Tan solo me paré hora y media y porque allí tengo a mis padres…Qué sucedería si allí no tuviera a nadie? Ahora saldré de trabajar, me dirigiré a mi casa y me dará el sol en la ventana. En el fondo sigo solo, siempre solo, como mucha gente que aún no se ha dado cuenta…

Suena: For you – Electronic

Anuncios
Categorías:Uncategorized

Una nota marcada en el entrecejo

octubre 25, 2007 4 comentarios

El otro día me pregunté si la gente lloraría mi muerte, si sería una de esas personas que fue un gran hombre solo por el hecho de que desapareció. Aquí paso mis días intentando contar algo, una palabra, una historia de esta mente compleja y retorcida que tengo, veo a mi alrededor y poca gente disfruta con las cosas que disfruto yo, aunque todo el mundo dice que disfruta con una conversación profunda y con una puesta de sol. Bien, ahora yo me pregunto, si esto es así, porqué todo el mundo está deseando que llegue el fin de semana para salir de noche?

Quiero vivir la ciudad de Madrid, lo quiero hacer de día, pero cuesta tanto encontrar a alguien dispuesto a compartirlo…aunque todo el mundo diga que le encanta todo eso. Es una curiosa contradicción, porque vamos a ver.. Cuánta gente en las últimas tres semanas ha ido a ver una puesta de sol y a hablar tranquilamente con alguien mientras esto dura?

yo no, y es una lástima.

Muchas veces me dicen: es que a mi gente no le gusta eso. Muy bien, cambien de gente, yo estoy dispuesto.

Categorías:Uncategorized

Lo que me gusta

octubre 18, 2007 4 comentarios

Olor a hierba mojada despues de llover, las tormentas de verano en la calle, mis canciones, las letras que me llegan, hablar de tu mente, de mi mente, mirarnos, conectarnos, saber participarnos, cogernos la mano, cantar una canción, escuchar un disco, decir porqué te gusta la película que acabamos de ver, cerciorarnos de que todo es sincero, subir, ir hacia arriba, construir techos transparentes donde siempre se puede llegar más alto.

Hablar de caracolas, tocar a altas horas de la madrugada cuando el sueño vence, tirar piedras a un estanque, ver tu cara de recien levantada, sonreirte cuando algo va mal, que me cuentes anecdotas, contartelas yo, vaciar las cañas que van llegando, disfrutar de un concierto, soñar en los peores momentos, disfrutar de los mejores, escribir, leerte algo, escucharte, aportarte, aportarme, volver de vacaciones y pegar las fotos, comentarlas, recordar cuando pisamos ese suelo, que siempre quieras más de mí, la ilusión por edificar un mundo nuestro, imaginarte en el rompeolas, saber que te gusto, que quieras que observe tu mundo, que observes el mío, regalarte melodías, pasar etapas, empezar ciclos, dar vueltas a un tio vivo, ver una obra de teatro, pasear por calles que han inventado nuestra historia, abrirte ventanas de msn con iconos, que te rías con ellos, saber esperar, saber que llegará, confiar en tí, que confíes en mi, apagar la televisión por la noche…..

Donde guardo todas estas ganas? Es posible que se queden solo en mi cabeza, pero almenos es más rica que muchas cosas que veo alrededor. Todos lloramos pero nuestras conductas hacen que empeoremos las cosas, sino fíjate aquella noche cuando te fuiste con aquél…

Categorías:Uncategorized

Ni rastro de lo que fuimos

octubre 17, 2007 4 comentarios

Tenía la sensación de que me quedaba algo pendiente con Barcelona, tenía la sensación de que todo esto sería transitorio y que los viajes de vuelta llegarían con la intención de hacerse permanentes. Una ciudad que te ofrece el vacío nunca es bienvenida y, de momento, mi maravillosa ciudad natal es lo único que sabe darme. Lo triste es que la gente especial se quede en nada dependiendo del entorno donde esté. Yo no hice bien los deberes, y a mi vuelta todo ha sido como encender de nuevo la luz. Un interruptor que no se debe apagar a capricho. Un día sé que todo petará y que de alguna manera las apuestas sobre lo que será mi vida serán perdidas. Ni cómo, ni cuando, ni porqué, no lo quiero saber, nadie me dijo que hoy estaría en Pozuelo, nadie me dijo que hoy iría por Bravo Murillo, más bien me veía en la calle Consejo de Ciento, o en esa Avenida de la Constitución que tantas tardes me dió.

Peté por aquí, sin buscar nada pero con la esperanza de no ahogarme, aquí estoy, respirando como el que más. Cuando hice este blog me juré a mi mismo que jamás escribiría un post escuchando de fondo “Segundo Premio”; bien, ahora mismo estoy rompiendo ese juramento, a mi se me ha presentado una batalla contra mi propio yo, contra mis reacciones humanas y contra el simple hecho de tener sentimientos. A veces siendo hielo todo sería más fácil, pero sé que un día despertaré en un lugar que nunca imaginé, con quien jamás imaginé y de la manera que jamás pensé. Y algo dentro mío me dice que no puedo decaer, que perder tu vida es como perder las posibilidades que ella genera.

Poco queda ya de aquél que fui en el 2003, en el 2004…que nadie me pida que sea lo que ya no soy, es evidente que las revoluciones traen consigo consecuencias y, una vez más, mi forma de enfocar las cosas vuelve a cambiar. Pero estoy dispuesto a verlas venir, sin pretensiones, pero sí con la energía suficiente que me puede dar una simple llamada, ayer, a las 00 de la noche, ha sido la única persona que ha entendido al 100% todo. Las claves sirven para guardarlas y usarlas, y ahora ya puedo escribir escuchando “Segundo Premio”, las reminiscencias se curan, pero aquí estoy otra vez más.

Muchas cosas comprendidas en poco tiempo, ya nadie me impresiona de forma fácil, he aprendido a excavar en ojos, a sentir las manos, a interpretar las sonrisas. Ahora puedo cantar aquello de “…sentado esperando a que llames…”.

Pero igual nunca suena el móvil, hasta que yo decida mover ficha. Pasen un buen día

Categorías:Uncategorized

Cold Water

octubre 15, 2007 6 comentarios

Suena Damien, líneas discontinuas en el asfalto. De vuelta, he pasado unos días en lo que fue mi hogar durante 29 años. Ahora vuelvo solo, como la noche pasada, como la anterior…Recuerdo que me senté a hablar con nadie, porque al fin y al cabo estaba en mi ciudad, pero sólo, vacío, sin saber muy bien que hacer. Horas antes había estado disfrutando de unas notas en un piano, del sabor de un vino, de una buena conversación. Dijimos que queríamos ser alguien, pero por nosotros mismos, no porque la gente nos tenga aprecio. Concluímos que en BCN no era posible, sigue sonando Damien, cojo una curva, he de frenar…

Abatido, con unos ojos que se cierran, sigo conduciendo, mi mente es un hervidero de malestar…Por la noche no lo hice bien, sé que me equivoqué, pero no en el fondo, sino en la forma. Me dejé superar, otra vez, ya van dos noches donde me hago pequeño, donde todo me viene grande, donde todos son algo y yo camino por la nada más absoluta. No me gustan las caras que no dicen nada, no me gustan las siluetas, pero siempre ha habido. Sigo siendo nada, aún me queda gasolina, puedo seguir pensando un poco más. Hablar conmigo mismo no me duerme. Suena el móvil, un sms, es una persona que me responde a una invitación de volver a entrar en su vida, después de nueve años, me hace ilusión, guarda un buen recuerdo de mí a pesar de que todo acabó. Siempre me he preguntado que es lo que hace a las personas perder su condición sincera y sumergirse en estrategias para coger un trofeo, a mí me gusta tratar con personas, no con trofeos, siempre he intentado no ser uno más…Y es ahí donde yo me diluyo, me encanta diluirme ahí, menos mal que no es en otra cosa.

Todo se tiende a simplificar, pero es algo mucho más complejo que una frase. Entro al garage, ya he llegado, vuelvo a andar en todo lo nuevo, como debe ser…

Si alguien leyera mis ojos vería que este post se ha quedado desgraciadamente corto…

Cold, cold water surrounds me now
And all I’ve got is your hand
Lord, can you hear me now?
Lord, can you hear me now?
Lord, can you hear me now?
Or am I lost?

Categorías:Uncategorized

Zarpó la esperanza verde

octubre 8, 2007 10 comentarios

Un mes en Madrid. Me gustaría saber porqué ahora sí, de repente, necesito compartir de nuevo. Me siento otra vez solo, vacío, y escuchando las nuevas canciones de Quique me doy cuenta de que no es oro todo lo que reluce, me pregunto si hay sitio para mi en esta vida, o simplemente seré alguien destinado a ir caminando sin más.

Estoy cansado de cantar solo, sería maravilloso ver tu sonrisa a mi lado, pero no es posible sentirlo, las cosas más bonitas solo ocurren en mi cabeza, nada más. Tengo tantas cosas por dar y ofrecer que voy a explotar, y es una lástima, cosas más banales se han catalogado como “grandes historias de amor”. Pongo la televisión, la misma mierda, el mismo todo, el mismo nada. De que me sirve sentir algo que no le puedo explicar a nadie?

Como voy a olvidar todo tan deprisa???? Me gustaba escuchar tus canciones detrás de la puerta.

Es mediodía de un domingo, acabo de despertar, quizás es tarde para el desayuno, a quien le importa? Si ya vi demasiadas risas cómplices esa noche de sábado, ninguna para mí, es como si pasara por todo flotando y desapercibido, sensación de estar de más. Algo me dice dentro que las etapas se cerraron, porque veo difícil la salida del tunel, tendrían que corresponderme y lo veo difícil.

Los ojos empiezan a cerrarse del cansancio de todo este tiempo. Necesito ser feliz…a tu lado.

Ya tocaba ponerle cara y ojos a la chica de la terraza del desorden…Quizás es lo único positivo. Y sí, ya he estado arriba demasiado tiempo, ahora toca verificar de nuevo que mis acordes no serán apreciados, mis poemas no serán llorados y mis sensaciones quedaran en el olvido como otras veces. Pero no podré dejar de tenerlas, es lo que tiene ser persona.

Suena: Trucos fáciles para días duros – Quique Gonzalez

Categorías:Uncategorized

Como un cuadro de Roy…

octubre 2, 2007 4 comentarios

Una tienda, lo ví allí colgado en la pared, esa chica de ojos lagrimosos me miraba. Es lo que tienen los cuadros de Roy, que no puedes dejar de implicarte en la escena que estás contemplando. Colores vistosos y tristeza, mucha tristeza, diálogos vacíos, miradas que no se dicen nada. Muchas veces he pensado al mirar una de sus láminas si realmente su entorno era así. El mío lo veo un poco así, poca gente puede decir que está feliz.

En realidad estamos solos, siempre lo pienso, los acontecimientos cambian, los ojos cómplices se vuelven oscuros, por eso valoro tanto una mirada permanente, una mirada de confianza, un alguien que quiere hacerte participe de su mundo onírico, de sus sueños, de sus tristezas. Por eso valoro tanto una conversación en un Kentucky, por eso desecho el juego, las falsas palabras, los planes que nunca se llevan a cabo, las declaraciones de buenas intenciones nunca materializadas.

Thinking him, un cuadro que resume mucho todo esto, In the car, el ejemplo de la incompatibilidad, todo es tan complejo que a veces pienso si mucha gente está a sueldo para joderte. Error mío apoyarme en muchos, creo que nunca aprendemos, pero hoy tuve que cortar una conversación apasionante por falta de tiempo, y quizás se ponía un poco de manifiesto todo esto. Somos un solo, que queremos siempre ser un todo, y eso no se puede hacer a cualquier precio, y mucho menos si corremos el riesgo de anularnos.

Creo en la complementación y en el aporte mútuo, y para eso no tiene que haber juegos ni engaños, por mi parte nadie los tiene.

En Madrid se ha calmado el frío, el otoño vuelve a su senda, la lluvia cae y purifica un poco todo esto. Pero aquí estoy, trazando planes de futuro, sintiendo la necesidad de verificar si realmente le aporto a alguien algo. Y si no es así, quizás es que nada está saliendo como pretendo. Ser atento provoca que muchas veces no lo sean contigo.

No, no voy a perder mi vida otra vez, por amarte hasta caer, violaste mi fe, jugaste a ser dios.

Quiero pasear por las calles de Gran Vía y respirar aire puro, como esta tarde.

Categorías:Uncategorized