Inicio > Uncategorized > Un trozo de cabello

Un trozo de cabello

No fue una casualidad que lo viera, porque lo busqué. Ya no soy el tutelado, ni el presionado por cumplir horarios y plazos, ayer me levanté como casi cada sábado por la mañana, pero la sensación de que estaba como siempre dibujé en mi mente era grande. Y lo sentí por los pequeños indicios, por los simples detalles. Yo vi un trozo de cabello, esta vez no era mío y me pregunté porque antes lo era.

Bebí mucho, quizás demasiado, pero no fui el único, ahora lo hacía a mi modo, y decía lo que nunca había oído nadie. Exploté lo nuevo, dejé lo antiguo, dibujé miradas que me provocaban sensaciones diferentes. He conseguido cambiar los escenarios, he conseguido subir donde quise. Ayer no estaba donde quiso el destino, ayer estaba solo en un césped, nada grande que contar, nada mediático. Pero la grandeza es tan trivial que se disipa en los ojos de quien no la siente. Y yo la sentí, tres sms bastaron para darme cuenta de que esto ha comenzado. Con los problemas que nunca tuve y con la entereza e ilusión de no tener que pedir permiso para ser yo.

Un trozo de cabello, lo he guardado, igual vienes a recogerlo.

Categorías:Uncategorized
  1. mayo 6, 2008 a las 8:00 pm

    Vaya, nunca fue a recoger su trozo de cabello? q pena…
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: