Inicio > Uncategorized > Me encantó que rebotaran

Me encantó que rebotaran

Fuí niño, acariciaba esas piedras con cariño antes de lanzarlas al charco con la esperanza de que rebotaran más de una vez. Solo así era feliz, y las tormentas se esfumaban y el cielo azul contemplaba como creía aún que mis sueños eran posibles. Y yo sonreía, allí en los Alpes, en ese lago con ese chaval que quiso competir conmigo…

Hoy recordé esa escena, y brillaron mis ojos, escenas de mi otra vida que surgen cuando menos lo esperas. Me pienso, me busco, me encuentro, en este instante he sido feliz. La posibilidad de que hayais entendido lo que he querido transmitir en esa conversación me ilusiona, a las dos os lo he contado, hay cosas muy simples que nos hacen sumergirnos en un mundo calmado, como las pompas de jabón. Y soplaría con fuerza y rápido, pero estallarían desapareciendo sin dejar rastro. No quiero que eso pase, los cimientos están puestos, y yo tengo la esperanza de que las piedras se transformaran en burbujas que rebotarán también, como aquella tarde de cascadas y lagos. De descubrir se trata, de explorar se trata, y no dejaré de soplar ni de lanzar, porque es lo que tiñe de verde mi esperanza negra. Juguetearemos con la arena, vibrarán las cuerdas, miraremos un horizonte mental que hará que un aire fresco invada nuestra melancolía nunca entendida por los demás. Cadaqués está hecho de jabón y también se elevara con nosotros, mientras tomamos un colacao. Quería hacerte cómplice de lo mío, por eso somos tándem…

No quiero acabarme, aún siento que tengo mucho por lo que soplar, quiero que algún escenario vea como estoy en lo más alto a pesar de que intentaron que no fuera así. Me pienso cada noche y veo que me rodeais con cariño, cierro los ojos sonriendo…No te preocupes, miraré a la luna cuantas veces sean necesarias y les diré a todos que han de ser felices, desde la distancia sé que tú lo haces…

Buenos días tristeza, que pases un buen día sin mí.

*Suena: Me encanta el Madrid que nos ha visto querernos

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Eva
    febrero 2, 2007 en 11:49 am

    Las casas blancas rodeadas de azul por todas partes,
    la suavidad de la brisa y la trankilidad de la “no prisa” nos harán sonreir, te harán sonreir y lo veremos.
    LLegará en breve la primavera, y con ella un suave calor agradable al que secar las penas al sol, tumbarse sobre la hierba y llenar el cielo de pompas de jabon, q eleven a lo más alto aquello que por una parte queremos olvidar, pero por otra nos recuerda quienes fuimos, somos y seremos

  2. Aloma
    febrero 2, 2007 en 12:00 pm

    recordar moments màgics per relaxar l’ànima.. estirada a la vora del Sena deixant passar els vaixells lentament… asseguda davant una font d’eterna aigua juganera.. i passejant pel més llarg dels camins a banda i banda dels somnis encara no realitzats..

  3. febrero 2, 2007 en 1:28 pm

    Pompas de jabón, piedrecitas para tirar a un lago…de pronto me he visto hace unas cuantas semanas santas,tirada sobre los hierbajos y lanzando pompitas.Día soleado aquel.Despide a la tristeza y que se vaya acostumbrando, que tiene que pasar mucho tiempo sin tí.
    Bonita banda sonora, justamente esta mañana en el metro venía cantandola por lo bajo, es una lástima que siga sin saber de donde me vino esa letra.
    Besotessss

  4. alhena
    febrero 2, 2007 en 6:19 pm

    los alpes???????

    me ha encantao lo de buenos dias soledad q pases un buen dia sin mi!!! nunca mas pasaremos dias con ella si no queremos verdad? solo estaremos con ella cuando lo queramos y necesitemos

    un abrazo enorme

  5. Igrein
    febrero 4, 2007 en 10:17 am

    Alhena tiene razón, a veces, solo a veces, la soledad es necesaria.
    Mientras tanto nos tienes a todas nosotras… eres un chico afortunado, sabes? Fíjate, todo mujeres… jejeje… más de uno y de dos querrían estar en tu lugar…
    Bueno, lo dicho, que no estas solo, que estas rodeado de gente que te quiere y que estan dispuestos a hacer por ti mucho más de lo que hacen por otras personas… plantearme salir de casa entre otras cosas… Así que ya lo sabes, olvida esa tristeza q te hace ver el cielo gris… y abre la ventana, y mira el cielo, y respira, y sonrie… hoy luce el sol.
    Un beso!!!

  6. 3@
    febrero 4, 2007 en 6:46 pm

    Yo jamás he conseguido que al tirar las piedras al mar rebotaran más de una vez… pero si me sentía feliz y soñaba jugando en las rocas…
    Deséale buenos días a la tristeza también de mi parte 😉

    Un besito!!

  7. febrero 6, 2007 en 11:22 am

    El invierno llama a la melancolía.Pero no es bueno intentar ser feliz solamente en la playa. Hay que luchar por disfrutar de cada día.

  8. abril 22, 2008 en 6:27 pm

    Y a mi q nunca me salió eso de q las piedras rebotasen??? En fin, los pequeños momentos de felicidad, si vuelven sin más, es q han sido grandes momentos por el contrario.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: