Inicio > Uncategorized > Último tercio…

Último tercio…

Tres meses para finalizar el 2007, las temperaturas han descendido con rapidez. Ya mismo el frío azotará, y sonará por las mañanas el despertador mientras estás acurrucado en la cama. Pensarás que dónde vas a las 7 de la mañana, que te dejen dormir. De todas formas, a pesar de tenerlo todo en contra, te levantas y te vas a trabajar. Decisión tomada, no esperas nada para hacerlo. Sin embargo no todo tiene la misma vara de medir, muchas cosas no nos atrevemos a hacerlas por razones subjetivas que solo están en nuestra mente. Podríamos pasarnos toda la vida esperando hacer algo y no lo haríamos…

Donde queda todo lo que nos gustaría hacer y no hacemos? Donde se marchan las cosas que sabemos que son positivas para nosotros y, sin embargo, tomamos el camino opuesto? Porqué pensar a corto plazo es tan poderoso?

Un domingo más de reflexión, de música, de balance…Me está gustando el tomar cada día nuevas decisiones, me podré equivocar, pero que no sea porque no lo intenté. Ya mismo viene el frío y con él el final de la etapa del sudor, de viajes y de terrazas. De buscar sombras, de pasear a partir de las 19, de no ver como anochece hasta tarde, de salir del trabajo con un sol brillante…Primer invierno de lo nuevo, habrá que variar las actividades que hasta ahora me iban bien, echaré de menos las noches de mantas, de calefacción y películas de DVD, todo se hará de forma diferente…

Donde queda lo que no decides? Por qué muchas veces alargas cosas negativas? Por qué hay veces que, aun sabiendo que lo que estás haciendo es contraproducente, lo sigues haciendo? Por qué cuesta tanto poner punto y final a las cosas?

El invierno abrirá una nueva etapa, último tercio del 2006, necesito el valor simbólico que supondrá el cambio de año, antes tengo el otoño para ir haciendo boca…

 

*Audio: Quique González – Los Motivos

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. laRAYAda
    septiembre 17, 2006 en 8:13 pm

    los motivos, nos sobran los motivos……
    quique glez es mi debilidad (junto con otras muchas, esta claro)
    nos cuesta poner punto y final a cosas q sabemos q no tienen puertas xa dar portazo de esos escandalosos.
    seguimos haciendo cosas producentes xq alguien, alguna vez, dijo q el ser humano tenia un “órgano” q no se ve, q no se opera, q no se extirpa, q no se dona, q no sangra pero que duele la ostia cuando te la “rajan”, q q es?? el alma….
    el alma duele, demasiado, las cosas q en ella guardamos, son las q, x muy malas q sean NUNCA olvidamos.
    montaña rusa emocional. este post deberia llamarse asi.
    Adios calor, bienvenido frio
    solo decirte q en el 2007……..estare deseosa de compartir manta contigo.
    cuidate parrul-OOOOOOOO
    mañana mas (y siempre…siempre…mejor!!)

  2. septiembre 17, 2006 en 8:42 pm

    Pues no sé los motivos,pero es una gran reflexión…me acabas de dejar toda rayada!
    Supongo q somos animales de costumbres…seguimos una rutina para no desgastarnos tomando decisiones a cada rato. Nos levantamos, desayunamos, duchamos y vamos a trabajar por incercia. Y en esa misma inercia dejamos correr muchas veces las cosas importantes de la vida. Puto corto plazo.

    biquiños

  3. laRAYAda
    septiembre 17, 2006 en 8:50 pm

    gggrrrrrrr……..en fin, gruñidos aparte…..
    q tiene de “malo” la rutina??
    la rutina si algo bueno “tiene”, es q nos ofrece SEGURIDAD y si alguien lo niega..miente!
    lo cotidiano es VIDA

    guerrera, ya me ves!
    odio los domingos xq la puta rutina, si, esa q me da “seguridad” a diario…me obliga a madrugar el lunes, ir despacito al trabajo, pararme en el quiosco de antonio, darle los buenos dias con la mejor de mis sonrisas y, al salir, volver a poner la misma cara de perro.
    los domingos son xa q las viejas vayan a jugar al cinquillo mientras dicen: “pobre fulano q ha muerto ayer y mengano q le quedan 2 telediarios” y xa q los jóvenes mortales pensemos: “q ganas de ser viejos”

    ya basta,a x el tazon de cereales YA!!
    bicos

  4. septiembre 18, 2006 en 6:49 am

    La rutina es algo mullido, algo que nos da calor cuando viene el frio.

    porque a veces no queremos perder algo que nos duele, aunque nos duela, porque preferimos pagar con dolor un cacho pequeño de felicidad, porque no todo es malo o bueno, sino salpicado de otros sentimientos, porque… porque ya sabes, que el alma es a veces demasiado poderosa como para que nosotros podamos entender su lenguaje.

    Porque supongo que quisieramos todos tener las llaves de las decisiones que “debemos” tomar y mezclarlas con las que “queremos” tomar, pero esas llaves no abren nada porque las cerraduras son distintas.

    y con esto lo dejo, que casi hago otro post 😉

    Un beso

  5. septiembre 18, 2006 en 8:13 am

    Odios a quique gonzález porque me trae recuerdos, sin embargo lo escucho a menudo.

    ¿Quien me diria a mi que me pasarían tantas cosas en este año? y las que todavía me quedan….

    Y bufffff…. las que vienen para el año que viene, que por ahora son todas muy buenas….

    Besos

  6. septiembre 18, 2006 en 12:35 pm

    Lo mejor del otoño es que tiene un color precioso. Te deja soñar con el frío del invierno … lo mejor del otoño es que siembras, para ver frutos en primavera. Las decisiones que cuesta tomar y las que no, son las que nos hacen como somos. No tengas miedo de tomar decisiones, de verdad, no lo tengas.
    ¿por cierto, eres gallego? Es que no se ve tu perfil, pero como te llaman parrulo, y te mandan bicos.. era curiosidad.

  7. septiembre 18, 2006 en 1:32 pm

    buena música para empezar el frío. para mí que en verano el calor está fuera, pero en invierno lo tienes que buscar dentro el calor.
    últimamente te leo más inspirado.
    1abr

  8. laRAYAda
    septiembre 18, 2006 en 1:53 pm

    el lunes rutinario, cotidiano, legañoso, apático (bla,bla,bla “a lo sidonie”) ha llegado, pero fijate q el frio, en cuanto me ha visto bajar los pies de la cama se ha escondido….q pasa?? tan mala cara tengo y/o pongo al despertar?? jijijijiji.
    como me gusta “dar-le” miedo..juasjuasjuas!
    a pesar de ser lunes, las cosas progresan, avanzan a pasitos cortos pero seguros, mis miedos parece q se difuminan convirtiéndose en simples recuerdos del futuro….
    estoy de buen humor. buen sintoma no crees “bebé”??bicos parrul-O

    PD_ como se presentará el martes?? amaneceremos tan “chupichachis” como hoy?? ummm…mejor no tentar a la suerte q como dice el GRAN (digan lo q digan) QUIQUE….es una ramera de primera calidad

    **NOTA: la gallega soy YO**

  9. P.
    septiembre 18, 2006 en 2:01 pm

    La rutina nos da seguridad y un cierto placer, el de saber que hemos logrado una meta, aunque sea una tan simple como llegar puntuales al trabajo…

    Lo de dejarse llevar es otro tema: supongo que el corto plazo se nos hace más tangible, y en cambio pensar a largo plazo implica sacrificios inmediatos y recompensas muy tardías.

    Así que mejor me quedo como estoy, que ya le he pillado el gusto, y espero a ver qué tal. Total, si no estoy tan mal, y yo tengo mucha fuerza de voluntad, en cuanto las cosas estén chungas de verdad, seguro que me pongo y lo arreglo…

    Autobolas, justifican lo que quieras… En este caso, la pereza y la autoindulgencia (toma reflexión)

  10. septiembre 18, 2006 en 2:34 pm

    Se acaban actividades como la de pasear a partir de las 9 de la noche con los ultimos rayos de sol o tomar algo en una terracita a media tarde, pero se sustituyen por paseos por parques cubiertos de hojas, con algo mas de ropa, y por confidencias frente a cafes humeantes en una cafeteria. Nunca me ha gustado demasiado la transicion al otoño una vez que llega septiembre, pero empiezo a ver el punto positivo al cambio de estacion y a la “tranquilidad” que viene con la rutina. Para mi, estos meses hasta final de 2006 tb seran distintos al año pasado, y echare de menos esos DVDs…pero vendran otras compañias y otras emociones.
    Un beso

  11. septiembre 18, 2006 en 7:51 pm

    Pues a mí me gusta el fin del verano, parece que todo vuelve a la “normalidad”. Además el otoño es una época ideal para empezar, para empezar de nuevo, para empezar lo que sea, es como despertarse de una larga y provechosa siesta 🙂

    Por lo demás, la rutina es poderosa, es cómoda, es práctica, no es mala… eso sí, siempre que seamos nosotros quienes controlamos la rutina y no ella la que nos controla a nosotros.

    Un saludo!

  12. M
    septiembre 18, 2006 en 8:29 pm

    Pues no sé muy bien hacia dónde van esas cosas, sobre todo las que no decides, quizás tengamos algún lugar en algún lugar, lleno de todas esas cosas… nunca se sabe.
    me recuerdas un poco a mi con esos planteamientos, ha sido un verano diferente, muy diferente… y los cambios que se van haciendo alrededor, hacen que uno piense un rato en todo, y ese rato parece a veces como definitivo, como el que tiene que tomar una decisión ya sobre algo, cuando la mitad de las cosas no las decides…
    Bueno, te seguiré leyendo a ver por dónde tiras…, te he encontrado por un post en el que citabas “Persiguiendo a Amy”, una película que me encantó por muchas cosas, pero lo que tu citabas, era genial….¡cómo somos, coño, a veces!!

    Un saludo!!

  13. Su
    septiembre 19, 2006 en 8:04 am

    A mi me gusta la rutina porque me da seguridad, me gusta saber que es lo que tengo que hacer al día siguiente, si me apetece lo hago y si no, paso (obviamente a la hora de ir a trabajar no me puedo permitir esta licencia :-p). Es como si me gusta que haya normas, porque sé que puedo saltármelas.

    En el resto… en cómo volver a adquirir nuevas rutinas y acostumbrarse a nuevas cosas, sinceramente, prefiero no pensar. Aunque sepa que lo voy a superar 🙂

  14. cristi wisti
    septiembre 19, 2006 en 11:21 am

    Donde queda lo que no decides? Por qué muchas veces alargas cosas negativas? Por qué hay veces que, aun sabiendo que lo que estás haciendo es contraproducente, lo sigues haciendo? Por qué cuesta tanto poner punto y final a las cosas?

    nos da miedo arriesgarnos, y si lo q creemos q sera mejor, es peor? y si no lo tenemos todo controlado, podemos vivir?

  15. Merrick
    septiembre 19, 2006 en 11:50 am

    Te recomiendo la lectura de un pequeño libro que yo acabo de leer por recomendación de mi psicólgo. Se llama ¿Quién se ha llevado mi Queso?, de Spencer Johnson. Te gustará, en un ratito te lo terminas..
    De verdad, se me debería caer la cara por estar tanto tiempo sin pasarme por aqui. Me ha encantado el post, tienes mucha razón en varias cosas.. En fin, cada estación tiene su encanto, ¿no? Aunque lo que a mi más me ahoga es lo cerca que están ya las Navidades, no las puedo soportar..
    Besos niño.

  16. septiembre 19, 2006 en 1:33 pm

    yo he leido ese libro, el del queso……
    no se, me parece q le han dado mas bombo del q realmente merece.

    pero q facil es hablar…….todo es facil…de decir, pero q DURO es ponerse….q no??

    bicos

  17. septiembre 19, 2006 en 3:45 pm

    ¿Por qué?

    Porque nos cuesta asumir que las cosas no son como queremos

    Porque no todo lo que acaba tiene fin

    Porque nos atrae lo complicado

    Pero yo te propongo…….no te preguntes ¿por qué?

    Pregúntate ¿por qué no?

  18. Neus
    septiembre 19, 2006 en 4:26 pm

    Post reflexivo donde los haya, vaya que sí.

    También me gustaría saber donde van a parar todas los pensamientos que no se llegan a realizar, sería práctico saberlo…en cuanto vieramos que hemos tomado el camino incorrecto podríamos desandar lo andado y retomar el bueno, no??
    Pero claro así volvemos al inicio de la cuestión, por que si sabemos que es contraproducente tomamos el maol???…(por que a veces no parecemos racionales)HUMANOS!!

    He leído ¿Quién se ha llevado mi queso? a mi me gustó mucho, te hace pensar, y sí pienso que es una lectura acertada para este tema en cuestión.

    Este post llega.

  19. rita
    septiembre 20, 2006 en 11:25 am

    yo creo que lo que no decides se baja a la planta de oportunidades. Siempre que creas que te equivocaste ahí tienes lo que no cogiste… pero a un precio muy bajo :S

    la música guay, si no fuera pq NO FUNCIONA!! sólo se oyen cachicos de las canciones, habrá que seguir trasteando…

  20. septiembre 20, 2006 en 3:06 pm

    me gusta la reflexion de landay….
    creo q a partir de ahora, intentare preguntarme XQ NO? en vez de XQ…..
    muy bueno, sip, sip

    bicos (dia de migrañas con un tifon amenazando la costa gallega, ay leches!! ponme piedras en los bolsillos!!)

  21. septiembre 24, 2006 en 11:31 pm

    no hables de invierno q aun qeda toooodo el otoño…
    lanzarse al precipicio, saltar al vacio, cantar por la calle a voz en grito, usa la metafora q qieras, pero hay q atreverse, q cada momento en el q no arriesgas, no volvera a pasar para q tengas otra oportunidad de arriesgar… me alegra ver q te alegran tus domingos de reflexion… a mi me vienen de bien…
    abrazo nene!! ;-D

  22. abril 12, 2008 en 12:07 pm

    Me ha venido a la cabeza la canción “¿a dónde irán los besos que no damos, que guardamos?”… (q pena de cabeza la mía,jejeje).
    Pero no sabes lo que es frío, bueno quizá ahora sí,q estás en Madrid.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: