Inicio > Uncategorized > No eché en falta…

No eché en falta…

La noche caía y una sensación de paz venía, estaba oscuro, es cierto, pero demasiado claro todo como para no saber que era una de esas noches donde no añoraría a nadie. Y me sirvieron de mucho las risas compartidas con la complicidad emergente que proyectais en mí, y cierto es que todo lo difícil se ha vuelto más sencillo, sobretodo al producirse escalofríos en mí al mirar la montaña de la luz parpadeante. Lo hice muchas veces mientras os regalaba mi alegría, mis risas y todo lo que estoy recuperando de mi. La sensación de libertad fue grande y me siento bien.

Y no eché en falta a nadie, porque incluso a mediodía compartí unos minutos contigo y te hice participe de mi estancia en ese hotel rural. La luz de la piscina inspiraba una noche de armónicos y sucesión de acordes que sonaban con la misma limpieza que mis sentimientos actuales. Me siento bien conmigo y contento por verme reflejado en mí. Esa tranquilidad ruidosa de las canciones que tocamos fue importante porque vi escenas de años anteriores y me di cuenta que estaba haciendo exactamente lo que siempre me ha gustado hacer: compartir melodías.

Y ha sido muy especial, porque por primera vez en más de 6 años no eché en falta a nadie, ni siquiera a ti porque estuviste en mi habitación regalándome tu voz. La luz dejó esa noche de parpadear en la montaña y la mía se encendió para ofrecerosla de la mejor forma que sé, ya la pudisteis escuchar…

Categorías:Uncategorized
  1. julio 24, 2006 a las 8:21 am

    ME gusta el optimismo que me transmites 😀

    Yo hace mucho tiempo que echo en falta muchas cosas, pero como hoy no le he dado permiso a la tristeza para nublarme mis mejores momentos (como leer este post ;)me voy contenta.

    Un besote

  2. Su
    julio 24, 2006 a las 7:39 pm

    Bueno, pues la primera vez es la más difícil, así que ahora…. todo vendrá rodado, ya lo verás 😉

  3. julio 24, 2006 a las 11:04 pm

    buffffffff. yo todavía echo en falta muchas cosas…

    Muchas 😦

  4. julio 25, 2006 a las 8:31 am

    Yo echo en falta cosas que nunca he tenido.

    Como decía Joaquín Sabina, la peor nostalgia es la de lo que nunca sucedió.

    Eres afortunado, tenlo en cuenta y disfruta de ello.

  5. julio 25, 2006 a las 12:32 pm

    Me gusta esa sensacion, notar que estas en paz contigo mismo y con la gente que te rodea, y que en ese momento no necesitas nada mas y no lo cambiarias. Seguro que ha sido un buen fin de semana, con esa calma que reina en los hoteles rurales y con buena compañia. Me alegro.
    Un beso

  6. abril 6, 2008 a las 7:29 pm

    Q buena sensación, no echar en falta a nadie pues todos los que necesitas están a tu lado. Yo prometo no echar en falta a nadie algún día.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: