Inicio > Uncategorized > Cuando teníamos prisa

Cuando teníamos prisa

Todo era cuadriculado, decíamos una edad y qué conseguiríamos cuando llegaramos a ella, me acuerdo de haber dicho que antes de los 30 estaría casado. Era genial la ingenuidad latente en tu vida, cuando tenías prisa por las cosas, cuando todo parecía venir rodado. Ahora las dudas siembran el retardo en la consecución de esos objetivos planteados sin conocimiento de causa, ahora no hay blancos y negros, se marcharon para no volver.

Y todo es incertidumbre, muchas veces por miedo no nos atrevemos a dar pasos aún sabiendo que lo de ahora es un error, y puede que llegue un momento en el que la decisión quede obsoleta, como cuando teníamos prisa. Es difícil encontrar un equilibrio entre las ganas de ser feliz y saber qué camino elegir para hacerlo. Muchas veces el corto plazo nos ciega, pero creo que alguna vez aprenderemos a respirar antes de tropezar.

Podemos tener la solución a todo delante nuestro, solo hay que saber mirar para cualquier dirección siempre que no se trate de mirar atrás…Hoy ha sido un día que me ha invitado a la reflexión en ese sentido, los sucesos hacen que te plantees este tipo de cosas. Todos queremos ser felices, pero para ello hay que invertir y descartar.

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. julio 5, 2006 en 7:53 am

    Has dado en la llaga. En lo que estos días tanto me escuece…. Yo a los 25 años me veía casada, con un trabajo estupendo, y al menos un precioso niño. Una bonita casa y un puñado de felicidad… Vaya, los 25 se me escurren y no tengo nada de eso.

    Lo de invertir para ser feliz, no puedo estar más de acuerdo. Es así. ¿Compramos muchas acciones para cuando suba la felicidad??

    Un abrazo

  2. julio 5, 2006 en 12:08 pm

    Muy de acuerdo contigo. El que algo quiere, algo debe arriesgar. Pero es cierto que la mayoria de las veces nos ponemos plazos que raras veces se cumplen. Si yo te dijera cómo me imaginaba a los 27 y cual es la realidad…
    Un beso

  3. Kenrae
    julio 5, 2006 en 1:09 pm

    Yo a los 25 ni de coña me imaginaba con hijos 😛

  4. julio 6, 2006 en 7:31 am

    Todos queremos ser felices…. Creo que sólo hay que tener un poco de paciencia.

    Saludos!!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: