Inicio > Uncategorized > Tarde de domingo…

Tarde de domingo…

Somnolencia inevitable, ojos semicerrados, humo del cigarro subiendo hacia arriba lentamente, sensación de paz. Así es la tarde de domingo, una tregua al ajetreo de toda la semana, un recuerdo de la noche anterior, flashes de imágenes con 12 horas de antigüedad donde te ves cantando DELUXE a pleno pulmón. No hay nadie, solo tú y tu cuarto, solo tú y tus deseos, es hora de pensar en lo que eres, lo que quieres, lo que esperas.

La tarde pasa lentamente, pero no tienes prisa, recuerdas diálogos, frases y momentos, te construyes tu camino y ves que puedes andarlo sin demasiados obstáculos. Ya no es como hace unas semanas, ya no desespera, ahora hace falta, es necesario. No hay huracanes que te inquieten, al contrario, puedes ver una película y sentir como siempre lo has hecho. Piensas en el lunes y no te preocupa, es ley de vida que empiece una nueva semana, pero ahora sabes volar, has aprendido escuchándote a ti mismo, es bueno estar convencido de lo difícil.

Tarde de domingo, momento para la construcción personal, es francamente necesaria y me encanta que llegue. Nunca te convences de las respuestas si no haces las preguntas adecuadas, pero la misma pregunta puede responderte miles de cosas, eso sucede y eso me hace feliz. Anoche canté “Pesadilla en el parque de atracciones” y me divertí haciéndolo, señal que todo va bien…

Categorías:Uncategorized
  1. Su
    junio 13, 2006 a las 9:49 am

    Si llegan las nueve del domingo y no estoy en mi casa tranquilamente me pongo nerviosa. No me gusta saber que al día siguiente empieza de nuevo la semana, y yo aún no he tenido mi momento para mi, mi momento para estar sola y pensar en mis cosas, para estar tranquila sin gente al rededor.

    Antes no era así, antes no me importaba llegar a casa un domingo a las once de la noche. Ahora eso lo dejo para ocasiones especiales.

  2. junio 13, 2006 a las 11:04 am

    Por supuesto, es vital tener ese momento. En mi caso los domingos por la tarde. Veo que en el tuyo tb. Saludos Su

  3. loren
    junio 13, 2006 a las 1:56 pm

    … Suena muy bien eso k deciis… pero yo no lo veo asi pues en mi trabajo tengo mucho tiempo para pensar en mis cosas y eso asi k… , pero si ke me encanta la tarde del domingo, creo ke tiene algo especial , para mi es perfecta cuando la paso en la playa(tarifa) aciendo mis hobbies y luego cuando terminamos nos tomamos unas copita en el chiringito ese momento de relax es perfecto y en compañia de buenos amigos… y como colofon la llegada a casa y una duxita , por lo ke me kedo nuevo, listo para enpezas con fuerza una nueva semana…

    Bueno esa es mi tarde del domingo perfecta 😉 , aunq bueno tb tengo otra idea y es pasarla con mi amada… por lo ke me da igual donde estemos.. es perfecto 😉

  4. junio 13, 2006 a las 2:24 pm

    Ese humo de aquellos cigarros que dejé de fumar… mcomo los disfrutaba en esos domingos que describes (y siempre claro está!). Me considero una persona sociable… pero me encanta estar sola. tener tiempo para mi misma…

    Bess

  5. junio 13, 2006 a las 2:41 pm

    A mi me pasa algo parecido a lo de Su. Antes, me agobiaba un monton pasar las tardes de domingo en casa, la idea me deprimía. Ahora me las tomo con mucha tranquilidad, leo (estudio), me relajo y bueno, quiza salgo a alguna terracita ahora que hace buen tiempo, y asi empiezo la semana despejada.
    PD: Me gusta mucho Deluxe

  6. junio 13, 2006 a las 7:22 pm

    LOREN: suena bien ese domingo, pero tb se puede hacer un sábado, no? Yo elijo el domingo pero lo importante es tener tiempo para ti.

    Alba: Bienvenida al blog. La sociabilidad y los ratos de soledad no están reñidos, es más, se complementan. El equilibrio siempre es positivo.

    Pikifiore: las tardes de domingo las puedes enfocar de muchas maneras, fíjate si dan para hacer cosas… Por cierto, buenos gustos musicales tienes tú 😉

  7. Merrick
    junio 14, 2006 a las 11:31 am

    Pues yo lo siento mucho pero ODIO las tardes de domingo porque los principios de semana me matan y esas tardes me recuerdan que tengo que volver a madrugar y aguantar las mismas tonterías otros cinco días más..
    Yo prefiero la tarde de los sábados..

  8. laRAYAda
    septiembre 8, 2006 a las 2:45 pm

    hoy no es domingo
    hoy no es ninguna tarde especial
    pero HOY no he podido evitar escuchar una conversacion (dura…x cierto) q mi mente ha tenido con mi corazón.
    me he escuchado a mi misma, pero en tercera persona (oohh…q facil es dar consejos a otros, verdad??)
    no va a ser facil, lo se!
    nunca he sido la aventura personificada….tb lo se
    pero se lo q quiero, se lo q necesito y se como empezar a caminar…

    **no solo me ha gustado, creo q me ha ayudado!
    😉

  9. abril 3, 2008 a las 6:39 pm

    Puff, los domingos son días de sillón y dramón en la tres jejeje.
    Saludos desde el Inframundo.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: