Inicio > Uncategorized > Taché las plazas que llevaban tu cara

Taché las plazas que llevaban tu cara

Y era débil, y fue débil. Lo fuerte se transformó en pena y el tren se detuvo rápidamente. Una llama que oscilaba con el viento que un día vino para quedarse se apagó. Y así fue, y así lo explico. Pero yo seguía caminando por las calles de Barcelona, volví a ver aquellas plazas pero ya no dibujé tu rostro en ellas. No pude darte los trozos de mí, no pude. La cosa quedó descompensada y la cojera abismal que nos separaba salió de la sombra para saludarnos. Un día taché las plazas que llevaban tu cara, y ese día lloré, sentí y tuve que rehacerme a mí mismo.

Encima de una montaña vi el móvil sin cobertura y comprendí que nunca la volvería a obtener, por eso me quedé allí sentado disfrutando del viento, aunque fuera diferente, aunque ya no fuera único, pero era viento al fin y al cabo.

Fue así, vi a los tunos que te hubiera gustado ver, y vi las calles que te hubiera gustado cruzar; pero el color del cielo era diferente y la vida volvió a sus cauces de siempre, pero yo taché y lo hice sin elegir, y lo hice con la impotencia sobrevenida de pronto, como suelen ocurrirme las cosas. Y así sequé las lágrimas, de pronto, como no puede ser de otra manera. Taché las nubes que llevaban tu cara, y los autobuses, y la estación de Sants, porque así lo quiso, porqué así tenía que ser.

La música ya no suena, aunque sabes que solo tienes que poner el CD para verme ahí reflejado, eso también te lo llevaste. Cuando pases de canción acuerdate que las cantamos juntos, acuerdate de todo porque para tachar ya estoy yo, porque así tenía que ser y porque no pudo ser de otra manera. Esperar otra cosa es ingenuidad, momentos de esperanza que rompen el alma si no se cumplen. Es por eso que algún día, cuando menos lo esperes, recordarás la experiencia como si hubiera sido ayer y ese día comprenderás lo que significó tachar, ahora es pronto para mirar la veleta.

Categorías:Uncategorized
  1. junio 6, 2006 a las 3:40 am

    Nene, qué pasada. Si el título ya me ha gustado en tu nick de antes, ahora que lo he leído ni te cuento.
    Yo también he tenido el momento de tachar. Y me ha servido de mucho.
    Nuevas estaciones que ahora ni conoces están esperando a convertirse en especiales. Y como éso miles de cosas más.
    Un beso!

  2. Merrick
    junio 6, 2006 a las 10:02 am

    Enhorabuena, impresionante post. Te has superado a tí mismo.. De todas maneras, la esperanza nunca se pierde..

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: