Archivo

Archive for 30 junio 2006

Arena fina

junio 30, 2006 9 comentarios

Agosto del 96, era aquél día el que yo estaba en la playa, probablemente lejos de la que iba siempre, y sintiendo un dolor que no comprendía. No podía dejar de pensar en ella y no entendía porqué estaba tan mal, jamás me había pasado antes; sólo sé que lo último que oí de su boca fue un “no”. Cerrando los ojos y cogiendo un puñado de arena me levanté y empecé a caminar por la orilla, sólo, alejándome de los míos y sintiendo que este malestar tenía que acabar. De repente, al oir como se rompen las olas, decidí mirar al frente y, con una energía tremenda lancé ese puñado de arena que me estaba acompañando al agua. Tardó en caer, probablemente lo ví en cámara lenta, probablemente me estaba deshaciendo de algo, probablemente ese impulso me hizo comprender que no podía preocuparme de quien no estaba, de quien no sentía. Escuché como la arena caía contra el mar, ella se había también esfumado, pero porque yo la lancé…

Ayer volví a acordarme de ese momento, cuando un foco azul me iluminó mientras sonaban los acordes de una canción que hablaba de un mes parecido a ese agosto. Muchas personas de alrededor de repente quedaron en silencio, me vi yo solo siguiendo los haces luminosos que desprendía el escenario, me ví solo escuchando al hombre del traje gris, con voz rota y bombín inseparable. Era mi mar en aquel momento, y mis ganas de gritar solo era comparable a lo que sentí cuando lancé la arena. Y todo volvió otra vez, y la arena fina se derramó entre las estrofas de la nostalgía. Mis lágrimas cayeron de repente y me sentí de nuevo en harmonía conmigo mismo. Jamás pensé en aquella playa durante todo este tiempo, no lo recordaba. Pero el estar allí, en sintonía total con los versos, con los acordes y con la entrega de aquel hombre, de aquél genio, me hizo comprender que no había que llorarle a alguien que se transformó en nadie, y que había que sonreir especialmente a quién había hecho ese momento posible.

Y a ti, chica de sonrisa contagiosa, vitalidad exuberante, mirada cómplice y simpatía desbordante, es a tí a quién tengo que agradecer el hecho de que ese instante se transformara en toda una vida, la mía, que se llenó en unos versos de plata, de oro y de harmonía. Y como quería que supieras como fue aquél momento y el porqué de tanta magia, te lo muestro aquí con la palabra, porque ahora en la profunda soledad de la noche puedo expresarlo. A ti, chica de las dudas, te debo todo aquello y a ti te quiero dedicar estas frases. Mañana quizás nos hacemos otra foto, baila sentada y de pie, siempre recordarás porqué lo hacías en la grada…

 

Dedicado a la chica de las dudas, muchas gracias por este detallazo.

Categorías:dedicados

Vivo

junio 28, 2006 7 comentarios

Cigarro de las 23:54, porqué no se me baja la sonrisa? Ah sí, me gusta mi compañía. Me echaba de menos, gracias por quedar conmigo. ¿Cómo te ha ido en todo este tiempo? Espero que hayas estado bien, aunque ya veo que realmente nunca te fuiste.

Quiero bailar contigo como cada sábado, quiero focos y sudor, estarás éste también? Yo espero que sí, recuerda que no es como los demás. Brindaremos por la recuperación de las sensaciones del verano del 98, recuerdas? Alzaremos la copa llena de risas, lo estas viendo? Tararearemos las canciones que siempre estuvieron y dibujaremos lineas imaginarias de unión de colores sencillos y agradables, los azules vendrán, están invitados.

Chic@s, éste sábado es el sábado. La celebración del lustro ha llegado.

 

*Audio: Pulp (Razzmatazz) 

Categorías:Uncategorized

Firmé el fin de lo común

junio 26, 2006 5 comentarios

Y rápidamente lo hice, sin pensar en lo que habíamos construido, sin pensar en la esperanza depositada en esas paredes de colores claros, en ese cuarto lila, en ese balcón de sillas blancas y ventana grande. Y rápidamente firmé el fin de lo común, pinté esas paredes con canciones de lo nuestro y colgué esas lámparas que iluminarían nuestras noches de estabilidad, pero yo firmé sin pensar en ello, nada de eso queda ya, lo veo tan lejano como los sms de palabras dulces que llegaban a mi móvil. Ya no pita igual, el sonido es diferente, ya sé que no eres tú.

Y rompimos el último lazo que nos unía, y lo hice con ganas, lo hice fuerte, lo hice satisfecho, jamás pensé que lo haría pero siempre pensé que sería así. Hoy entra el punto de inflexión en mi vida, hoy ya no hay “nuestro”, ya no hay un “nosotros”, ya no hay nada, igual que cuando no nos conocíamos. Lo construido quedó en el recuerdo lejano, aquéllo fue real, estoy de acuerdo, pero ahora ya simplemente “fue”. El presente filtra aquéllo del pasado que nos reportará avance, esperanza e ilusión, hoy ha filtrado esta firma, hoy ha borrado algo más que en su momento fue ilusionante y posteriormente doloroso.

Ayer fue curioso para mí, escuché “Briggite” el día antes de acabar con todo lo común. La misma canción escuché el día antes de empezar a construir todo, hace ya más de 6 años. Todo acabó como empezó, con mi canción preferida y con el deseo de una vida mejor, aquélla que ya empieza a asomar y que ahora se multiplica con la paz producida por una simple firma de color azul. La cuota son 36 euros y la cocina es nueva, disfrútala desconocida, yo lo pude haber hecho pero me alegro de que lo hagas tú. Si llega alguna carta a mi nombre, házmelo saber…

Categorías:Uncategorized

La noche más corta

junio 24, 2006 6 comentarios

Y no tiré ningún petardo en San Juan. No quería que explotara nada más. Y no salí con ningún amigo, y no bebí ningun gintonic…Ha sido tan corta la noche que no me ha dado tiempo nada más que de dormir.

Sabré decir “aquí estoy”

Categorías:Uncategorized

ELRAYAn

junio 21, 2006 13 comentarios

Y quiero titularlo con mi nombre… porque ahora soy el que ha de dar, el que ha de recibir, el que ha de mostrarse y ofrecer lo mejor. Me complace enormemente que me podais conocer sin el peso que suponía el derrumbamiento de lo que un día fue “todo”. El libro está cerrado y en la estantería de los sucesos que forman parte de tu vida.

Los sueños rotos han marchado con una alegre despedida, vuelvo a tenerlos cargados de ilusión y no puede ocurrir en mejor momento. La semana que viene es mi cumpleaños, nunca más volverán los 27 a mi vida, pero cambia algo más que mi edad, cambia mucho más…

Cuando sonrio lo hago con plenitud, ya puedo pasar por todos los escenarios del ayer y darles un significado de futuro, ya no tengo que tachar nada, ni tengo que encontrar la melancolía al pisar el pavimento. Las pequeñas cosas nos hacen grandes y he aprendido a disfrutar con una caracola de mar, con su sonido, con su paz…

Y quiero titularlo con mi nombre…porque lo más autentico que puedo daros comienza en este post.

Categorías:Uncategorized

Hoy las puedo escuchar…

junio 20, 2006 5 comentarios

Son timbres que me emocionan, me inspiran, hacen que las lágrimas que hace tiempo que no salen afloren sin poder evitarlo, respiro hondo. Hay grandes voces y ellas han hecho que éste no sea un día trivial, sino algo más profundo. Las he apreciado en cada frase que han cantado, me he sumergido en las más bellas sensaciones y lo he hecho mientras trabajaba, la fuerza se encuentra si se busca y en mi caso me estoy conviertiendo en un especialista.

Ya mismo es el final de todo, podré empezar desde cero por fin, el proyecto común será vendido por dinero pero las voces las podré escuchar una y otra vez. Hay cosas que no tienen precio.

Llaman a la puerta, me ha venido a visitar de nuevo la esperanza, voy a enseñarle todo mi mundo, hoy las puedo escuchar…

Categorías:Uncategorized

Lo sigo guardando en el cajón…

junio 17, 2006 6 comentarios

Compartimos el abril que nos robaron, compartimos las noches que nadie veía, compartimos los llantos que venían y que un día se fueron, ese día lo marcamos en rojo en el calendario en presencia del hombre del traje gris. Hace dos noches 7 escalofríos cruzaron mi cuerpo de arriba a abajo, yo estaba en la calle y volvimos a compartir. Mis oídos proyectaron en mi mente la imagen de aquel momento, desde la distancia. Decidiste que tenía que estar de alguna manera presente, y lo hiciste bien. Volvimos a estar unidos, y volvimos a tener algo grande, como cuando comíamos al lado de aquel canal soleado, el día de los ojos cansados, recuerdas?

Este tipo de sensaciones hacen grande la soledad, este tipo de cosas te hacen grande. No pierdas nunca esa chispa impredecible que te rodea. Ya te lo he dicho, pero la introspección me hace gritarlo desde aquí. La mayor parte de nuestro tiempo siempre hemos estado emocionados, y lo sabes. Es muy difícil hacerlo tantas veces seguidas, y por eso nadie finalmente me robó el mes de abril. Ese mes me regalaron algo mejor, mucho mejor…Yo lo sigo guardando en el cajón.

Categorías:dedicados